.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


sábado, 17 de mayo de 2008

Ojo por ojo, diente por diente


El odio es la venganza de un cobarde intimidado.
George Bernard Shaw (1856-1950) Escritor irlandés.

No creo que la violencia pueda combatirse con más violencia, ni la mentira con más mentira.
¿Qué es la venganza? ¿Dónde nace ése deseo? ¿Por qué? ¿Es, acaso, querer que el otro sufra lo mismo que ha hecho sufrir? La venganza es premeditada, pensada, deseada. ¿Es, quizás, una lucha de poderes? "Es el placer de los dioses", dicen. ¿Son esos los dioses que adoramos? ¿Los que pagan con la misma moneda?
Probablemente en eso se haya convertido el mundo, en un círculo infinito de venganzas que ya ni se sabe en contra de qué o de quién. ¿Qué ideales se persiguen? ¿Los propios o los de quienes no puedieron tomarse esa revancha y lo hacen transmitiendo odios ancestrales? ¿Quién es el bueno y quién es el malo?
Venganza no es defensa, es alimento para el egoísmo. El deseo de venganza es, en parte, un modo de destrozar el espejo de nuestra vulberabilidad. El vengador es, en el fondo, una persona débil e insegura, incapaz de enfrentarse consigo misma y con la realidad. Y cuando la venganza pasa a convertirse en obsesión, sin importar el objetivo, cuando es proyectada hacia todo aquello que nos recuerda esa debilidad es cuando nos enredamos en una huída desesperada de nosotros mismos que no tiene fin. No lo tiene porque no es el medio. Y, aunque lo tuviera, el fin no justifica los medios.
Damos lo que recibimos y recibimos lo que damos. No se trata de poner la otra mejilla sino de reconocer un NO a tiempo.
¿La venganza libera? Sólo una mente perversa y un corazón retorcido puede sentirse liberado por la venganza, pero en el fondo esa libertad es mera ilusión...

12 comentarios:

Camy dijo...

Esta venganza de la que hoy hablas sí es una venganza maligna que empequeñece y daña a quién la prepara pero existe otra venganza más dulce y que puede ser ¿beneficiosa? para el amigo-a,pareja,hijos...algo que te hicieron (como broma) y esperar el momento de devolvérselo, como broma pero que joroba un poco. Al final puede salir una risa o muchas risas. .Me ha quedado un poco enrollado y poco claro.Lo siento. No he tomado café todavía.

un beso

Maga Viajera dijo...

Camy: Aunque sin café, entiendo perfectamente de lo que hablas y, además, se me ocurre otro tipo de venganza, la dulce la buena, la del ojo por ojo diente por diente pero para las cosas bonitas que nos hagan... Un besote!

xnem dijo...

Supongo que la mejor venganza es no necesitarla.

Raul Masa dijo...

Mmmm... Cuanta venganza junta.

V de V...

Supongo que lo bonito de la venganza es dejar la conciencia libre y tranquila. Y si nos estamos refiriendo a otro tipo de venganza, que alguien me lo explique.
Lo malo a veces de los Blog es que no sabes de que va la vaina, jejejeje.

Pero si es de la de Venganza... y ¿por qué no?

Maga Viajera dijo...

xnem: No se puede vivir sin enemigos, ellos se autonominan, aunque no nos demos cuenta sino cuando ya es tarde. Lo de no necesitarla sería no desarla, no sentir ese deseo de rafirmación ¿me explico?

Raúl: Nos estamos refiriendo a violencia y mentira, que es como comienza el post ¿Explicado? Para más datos, este texto surgió justo cuando terminé de ver la película "La extraña que hay en ti" con Jodie Foster

Adnama dijo...

Te devuelvo la visita, me gustó tu blog, tanta positividad en tus palabras, en tus entradas, me encanta, de verdad. Te enlazo y prometo volver. Un beso.

desahogandome dijo...

Acertadas palabras Maga y obvias, tan obvias que me pregunto ¿qué coño nos pasa?

La envidia, las ansias de poder y de tener, y las modas siguen convirtiéndonos en títeres...

un beso

Eva dijo...

Yo no puedo vengarme porque después no duermo tranquila. Soy consciente de que he hecho algo malo y esa maldad se pasa la noche dando vueltas en mi cabeza, haciendo que me levante con un sentimiento de culpa bestial. Prefiero pensar que a cada cerdo le llega su San Martín y el merecido por sus actos le llegará algún día de algún modo, pero no seré yo quien lo ejecute, tendré las manos limpias y la conciencia tranquila.

Un besote enorme, guapa.

Maga Viajera dijo...

Adnama: Gracias por la visita, haré lo propio con el link. Encantada de poder transmitirteeso guapa! Un saludo!

Desah: ¿Qué coño nos pasa? Acertada pregunta. Depende de nosotros, de cada uno ¿No crees? Vayamos cortando los hilos de las marionetas... Un saludo!

Eva: Bienvenida ¡Qué grata sorpresa! De acuerdo contigo... El tiempo pone a cada uno en su lugar, yo ya lo he comprobado. No se trata de no hacer nada, sino lo que esté a nuestro alcance sea justo... No hay como dormir con la conciencia tranquila... Un besazo!

Literatura en Murcia dijo...

Hola.
Estás en la final de Literatura en Murcia.
Te deseo suerte.

Y espero que sigas pasando por allí.

Un saludo

Ana dijo...

¿La venganza?... Ufff! Creo que se pierde demasiado tiempo pensando cómo. Aunque solo sea por egoísmo, paso, ¡qué aburrimiento! Si alguien te la ha jugado lo mejor es intentar olvidar, ignoral@ y pasar página. Hay muchas personas que valen la pena y con las que puedes contar.
La venganza te llena de odio y el odio de negatividad.

Me gusta tu blog; te enlazo.

Un beso y sigue con tu "magia"

Maga Viajera dijo...

Ana: Bienvenida!!! Totalmente de acuerdo contigo, hay muchas personas que merecen la pena y el odio a quien más daña es a uno mismo. Un besazo y gracias!

Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.