.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


jueves, 31 de julio de 2008

Historia de un gran árbol

En el lejano Oriente vive un árbol que crece más rápido que todos los otros árboles. Dicen que si te quedas mirándolo, puedes verlo crecer, y no es de extrañar, pues crece hasta 32 metros por mes. Eso significa que crece un metro diario, unos cinco centímetros por hora. Es algo realmente sorprendente. El Bambú es el árbol de mayor crecimiento de todo el planeta, quizás la criatura viva que mas rápidamente crece. Sin embargo tu puedes tomar hoy la semilla del bambú y plantarla en le jardín de tu casa, puedes regarla durante meses y meses, y no conseguirás que brote ni el mas pequeño tallo. Eso podría ser una gran decepción para ti, ¿verdad? Por que esa planta que crece tan rápido no crece en tu jardín? Bueno, porque es una planta muy sabia. El bambú durante sus siete primeros años (si siete años) crece hacia abajo, haciendo expandir sus raíces hasta lo mas profundo ¿Por que? Porque es sabia y se esta preparando. Se esta preparando para después ser capaz de alcanzar el mayor de los éxitos y ser la planta mas fuerte y con el crecimiento mas rápido que existe en todo el reino vegetal. Para ser fuerte y no dejarse influenciar por nada hay que prepararse mucho y el bambú lo consigue gracias a siete años de profundizar sus raíces. Entonces se hace tan poderoso que en un mes crece 32 metros, y aun cuando lo cortes seis veces, seguirá creciendo hasta los 32 metros en un solo mes. Por eso es tan preciado. Porque sabe prepararse para triunfar, y si la desgracia cae sobre el, sabe renacer de sus cenizas y llegar otra vez a lo mas alto empezando desde casi cero. ¿Por que es capaz de hacer eso? porque sus siete años de raíces le dan la fuerza para ello, su vida reside en su raíz, y aunque cortes el tallo, este seguirá creciendo. Si queremos ser personas de mucha fortaleza como el Bambú, debemos fortalecernos internamente.

domingo, 27 de julio de 2008

Carta a D. (André Gorz)


"Recién acabas de cumplir ochenta y dos años. Has encogido seis centímetros, sólo pesas cuarenta y cinco kilos y sigues siendo bella, elegante, deseable. Hace cincuenta y ocho años que vivimos juntos y te amo más que nunca. Hace poco volví a enamorarme de tí una vez más y llevo de nuevo en mí un vacío devorador que sólo sacía tu cuerpo apretado contra el mío. (...) Espío tu respiración, mi mano te acaricia. A ninguno de los dos nos gustaría tener que sobrevivir a la muerte del otro. A menudo nos hemos dicho que, en el caso de tener una segunda vida, nos gustaría pasarla juntos.

(Fragmento de la carta que escribió a su mujer Dorine, pocos meses antes de que los dos apareciesen muertos en su casa)

sábado, 26 de julio de 2008

El obsequio


Después del sexo comienzo a mirarte con cariño, como si, de repente, hubieras despertado al león dormido que llevaba en mis entrañas.
Preferíamos no tocarnos y mirarnos de lejos, apenas, acallando con palabras lo que no queríamos que el cuerpo gritara.
Éramos amigos sin cuerpo y sin sexo, amigos del alma, como amantes virtuales. Pero lo virtual, muchas veces, se confunde con lo real y un simple gesto atraviesa esa barrera que lentamente comienza a desdibujarse y los acontecimientos se entremezclan con los sueños.
Entonces aparece el gran señor, el miedo, como un invitado que nunca falla.
Tú sólo marcaste el ritmo y yo accedí porque quería, como si siempre hubiera estado allí, sólo había que atreverse. Estaba latente, esperando a manifestarse. Flotaba en el aire, de tal manera, que los demás no se sorprendieron, pero nosotros nos asustamos, como si estuviéramos a un milímetro de abrir la caja de Pandora y nunca más la pudiéramos volver a cerrar. La caja donde guardamos todo sentimiento posible, todo acercamiento y en donde manteníamos segura y en el fondo la palabra deseo.
No hubo fuegos de artificio, ni campanas sonando en la cabeza. Éramos tú y yo, los conocidos de siempre pero más desnudos que antes, más vulnerables y demasiado cerca.
No me atrevía a besarte, como si al no hacerlo pudiera hacer de cuenta que lo demás no sucedió. Un beso es una marca mucho más profunda que tu cuerpo penetrando en el mío. Los besos son las alas que le ponemos al corazón para que vuele hacia el otro y yo tenía miedo de volar contigo.
Me pediste que te mirara a los ojos, como si no quisieras negar ese momento y así guardarlo para siempre en mi mirada. Las palabras escaparon de tu boca y, con ellas, el néctar que guardabas para mí desde hacía días y que vaciaste con placer sobre mi vientre.
Acaricié tu espalda con la yema de mis dedos para descubrir que tu cuerpo me gustaba y me guardé tu piel entre las manos por no saber si volverías a ser mío alguna vez.
Ni caricias, ni promesas, ni juegos de amor; una timidez inaudita apoderándose del espacio entre los cuerpos, como si acabase de pasar un huracán y tuviéramos que reconstruir el antes para olvidar el desastre.
El día posterior a la tragedia, como siempre sucede cuando algo inesperado irrumpe en nuestra vida y nos aturde, una calma extraña giraba entorno nuestro y un silencio que, de tan denso, lo decía todo. ¿En qué lugar ponemos este obsequio que nos ha dado la vida?

miércoles, 23 de julio de 2008

Deception

La hipocresía es el colmo de todas las maldades.
Molière (1622-1673) Comediografo francés.


La decepción no tiene palabras....
¿Cuando será el día en que la gente piense antes de hablar?

martes, 22 de julio de 2008

El juego terminó...



YA NO QUIERO HABLAR,
YA SE DIJO TODO,
DUELE AUN MOVER COSAS DEL AYER.

HICE IGUAL QUE TU,
ME QUEDE SIN CARTAS,
YA NO HAY VUELTA ATRÁS,
NO REPARTEN MÁS.

VA TODO AL GANADOR, A QUIEN JUGÓ MEJOR,
ME TOCA A MI PERDER,
QUE LE VOY A HACER
,QUISE VER EN TI,
UN LUGAR SEGURO, UN MURO ALREDEDOR,
ESE FUE MI ERROR.

NO DEBÍ SOÑAR UN AMOR TAN PURO,
QUE INOCENTE FUE, IR DE BUENA FE.

LOS DIOSES POR PLACER,
ELIGEN SIN QUERER,
SUS DADOS AL RODAR,
MARCAN NUESTRO AZAR.

VA TODO AL GANADOR, TE DEJA SU DOLOR
ES COMO DEBE SER,
HOY IGUAL QUE AYER.

Y DIME COMO ES, COMO SON SUS BESOS,
SI AL LLAMARTE AMOR,
ES MEJOR SU VOZ,
ALGO EN TU INTERIOR SABE QUE TE AÑORA
PARA QUE MENTIR
YO NO SÉ FINGIR

Y NO IMPORTA QUE JUEZ SENTENCIE CADA VEZ,
EL FALLO SE CUMPLIÓ
NADIE SE QUEJO
EL JUEGO SIGUE IGUAL ACTÚES BIEN O MAL
LO BUENO Y LO MEJOR VA TODO AL GANADOR...

YA NO QUIERO HABLAR,
YA NO ME APETECE,
GRACIAS POR VENIR
NO HAY NADA QUE AÑADIR,
SIENTO ESTAR ASÍ,
SI ESO TE ENTRISTECE,
LLENA DE ANSIEDAD DE INSEGURIDAD YA LO VES,
VA TODO AL GANADOR
VA TODO AL GANADOR
EL JUEGO SIGUE IGUAL
ACTÚES BIEN O MAL
LO BUENO Y LO MEJOR VA TODO AL GANADOR…
VA TODO AL GANADOR.


martes, 15 de julio de 2008

Camino


No sé qué estamos haciendo,
ni si estamos haciéndolo bien.
Sólo sé que vamos,
en silencio y de a poco,
como si no fuéramos a ninguna parte.

Pero, de repente,
nos encontramos aquí,
en un lugar en el que coincidimos,
un lugár más, en el que coincidimos,
preocupándonos por aquellos en los que no.

domingo, 13 de julio de 2008

¿Dónde quedó la familia?


Un domingo gris, un árbol caído, un verano extraño. Un calor arrasante y un frío silencioso al volver a abrir los ojos, como un viaje en el tiempo que salta de una estación a otra.
Me recuerda a las tardes en casa de mis abuelos, en las que me gustaba sentir el rumor de las charlas de los adultos a la hora del café, cuando ya podía levantarme de la mesa para jugar.
¿Dónde quedó toda esa gente? El tiempo fue dispersando a la familia y la mitad ya están muertos.
Las familias ya no poseen el arraigo de entonces. Antes, el secreto escondido era saber que cada uno de esos personajes siempre estaría allí; ahora, el secreto es saber que, en cualquier momento, cualquiera puede dejar de formar parte de la obra. Todo se ha vuelto más efímero, más inestable. El amor se volvió perecedero y los contratos son por obra. La palabra "indefinido" asusta y el miedo ganó el terreno de los afectos.

sábado, 12 de julio de 2008

Café Bretón


El día que me atreví a entrar lo hice de la mano de un amigo.
Infinitas veces había pasado por tu puerta y, como acostumbro buscar rincones tranquilos, el rumor de la gente apostada sobre tu barra me echaba para atrás.
Un antiguo visitante de tus mesas, que sabe de mi afición por la escritura, me había dicho que no encontraría sitio mejor que bajo tus veladores, en dónde las musas seguro querrían venir a cortejarme.
Pero aquel día no decidía yo. Era diciembre y no dudaste en calentar mi boca amigablemente con un café y una buena charla.
Sin embargo cuando quedé realmente cautivada fue al traspasar el umbral y subir tímidamente las escaleras. Lo que entonces encontré me llevó a viajar en el tiempo, haciéndome sentir inmersa entre las páginas de un libro, rodeada de personajes inspiradores mientras la música iba agolpando un recuerdo tras otro en mi cabeza.
Allí me enamoré de Clark Gable una tarde al salir del lavabo, bajo tus lámparas de adonis desnudos devoré mis libros al ritmo de la bossa nova, entre cafés inagotables empecé a coleccionar tus poéticos azucarillos hasta que te convertiste en el punto obligado de encuentro con mi nueva amiga. Acompañada por frases, revistas y libros mi mano comenzó a soltarse sobre las hojas en blanco. Me ofreciste manzanilla para calmar mis nervios en mis días de juzgados, supiste prestarme, desinteresado, tus servilletas para ahogar mis penas y en la tranquilidad de tus mediodías me ayudaste a cerrar tratos de trabajo, amparada por el alma de las mentes brillantes que cuelgan de tus muros. Te convertiste en cómplice y testigo de encuentros clandestinos sabiendo de antemano que debías guardar el secreto.
Querido Café Bretón serás parte de mis mejores recuerdos en una ciudad a la que llegué sin saber por qué y de la que me iré llena de respuestas.

lunes, 7 de julio de 2008

NO TE SALVES

Porque alguien quiso salvarme de las aguas del gran océano pero yo ya no quiero...



No te quedes inmóvil
al borde del camino
no congeles el júbilo
no quieras con desgana
no te salves ahora
ni nunca

no te salves


no te llenes de calma
no reserves del mundo
sólo un rincón tranquilo
no dejes caer los párpados
pesados como juicios


no te quedes sin labios
no te duermas sin sueño
no te pienses sin sangre
no te juzgues sin tiempo


pero si

pese a todo
no puedes evitarlo
y congelas el júbilo
y quieres con desgana
y te salvas ahora


y te llenas de calma
y reservas del mundo
sólo un rincón tranquilo
y dejas caer los párpados
pesados como juicios


y te secas sin labios
y te duermes sin sueño
y te piensas sin sangre
y te juzgas sin tiempo
y te quedas inmóvil
al borde del camino
y te salvas


entonces
no te quedes conmigo



Mario Benedetti (ensayista, escritor y poeta uruguayo integrante de la Generación del 45)



domingo, 6 de julio de 2008

Hundido



Como en el Titanic, el agua ha inundado un compartimento y ya es inevitable que siga llenando los demás.
Me hundiré en el mar de sentimientos; sé que voy hacia allí indefectiblemente.
El iceberg de tu cuerpo me ha tocado y con ello mi invulnerabilidad.
La nave más poderosa se entrega a la voracidad de tus aguas sin querer evitarlo siquiera.
Fui construida para habitar en tu océano para siempre y un sólo viaje bastó para perder mi puerto y quedarme a vivir en la profundidad de tu amor.


martes, 1 de julio de 2008

El vértigo primero


Aún recuerdo la timidez de las primeras manos.
El recelo de los ojos primeros a esos ojos nuevos que nos miran y, con ello, nos descubren.
La medida de las palabras y las palabras medidas.
Aún recuerdo la primera vez de cada vez que, todavía, sigue siendo la primera.
Porque aún está por desbordarse este torrente contenido, porque todavía tiramos temerosos de las riendas de un corcel que ansía liberarse en una carrera alocada de pasión y desenfreno, de sueños desenfundados, de pensamientos escondidos que se animan a expresarse, de anhelos disimulados y desvelos compartidos.
Porque, a pesar de los miedos primerizos, ambos sabemos que esta vez llegó la hora de lamernos las antiguas heridas mutuamente y acariciarnos, por fin, el cuerpo y el alma.

Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.