.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


jueves, 7 de abril de 2011

Post Mortem

"Amar significa abrazar y, al mismo tiempo, resistir muchos finales y muchísimos comienzos... todos en la misma relación." C. Pinkola Estés

- Hola, soy la Muerte. ¿Me darías de comer? - Sí, toma mi corazón y cuéntame mi vida… 

Hoy me hice más amiga de la muerte, pero hicimos un pacto. Ella me deja disfrutarla en vida si yo me aprendo sus lecciones. 

Soy una mujer pariéndose a sí misma constantemente. Soy Lilith.
Porque una muerte no es “La Muerte” y si no amara a la muerte, me sería imposible amar a la Luna y sus transformaciones que, también, son las mías.
Parir es alumbrar, alumbrar es iluminar, iluminar es conocer, conocer es amar.
La unión de dos seres es una "magia" y el milagro se llama "amor".
Siempre que nace el Amor, junto con él, emerge la Muerte. Sino ¿Qué sentido tendría permanecer junto a alguien?

Tus entrañas saben más que tu cerebro.
Hay que hacerse amigo de la sombra y hay que hacerse amigo de la muerte. Sin muertes no hay lecciones ni renacimientos... pero ese cambio no debes buscarlo fuera, sino en ti mismo. O te pasarás la vida cambiando sólo el escenario pero no el corazón...
Tienes una sombra que te seguirá a donde vayas. Gírate, mírala a la cara, hazte amigo de ella. Cuando dejes de huirle alcanzarás tus sueños.
No atreverse a traspasar la línea a lo desconocido es no tener confianza en el poder de uno de crear. No Power, No Love.

Mi amor es inocente... Y yo sí quiero saber que hay más allá del miedo. ¿Tú?
Todos tenemos miedo, la diferencia está en quienes se enfrentan a él.
El miedo flota, porque siempre es lo primero que sale.

Alguien me dijo una vez que la muerte no era mala y, paradójicamente, fue el primero que salió huyendo cuando la vio venir.
Ahora la muerte y yo hacemos el amor en su ausencia...

Como no nos cabía TANTO, decidimos tirarlo TODO.
Yo amaré sus besos tanto como a sus heridas sangrantes... Aunque las sábanas se nos quedaran sin arrugar... mil lugares por caminar de la mano y los amaneceres que no compartimos...

Cada uno elige a su propio verdugo y muchos tienen miedo de que éste se muera antes de apretar el gatillo. Pero como Sir Galagad: el que llega a amar a la bruja tendrá para siempre la belleza y el amor de la mujer.

Del dolor no elijas lo que te duele, elige lo que te enseña. Y, ni siquiera por ahorrar, te prives del amor propio y del de los demás.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Adamas Ta gueno, beibi. Te deseo muchas pequeñas muertes.

Chus dijo...

¿Por qué hablar de muerte cuando la vida es tan breve?. Perdona estos dos últimos meses no he dejado mis huellas en tu blog, por que el tiempo no me lo ha permitido, pero no por eso he dejado de visitarte, espero que a partir de ahora pueda hacerlo mas a menudo.
Un abrazo
Chus

Cesa78 dijo...

hola! te encontré no se cómo.. pero aqui me quedaré.. me han gustado todas.. pero esta entrada me mató! sera que hoy estoy haciendo el amor con la muerte para recordar a un ausente... puede ser...

Soy Otro Tu dijo...

Esta noche le pedirè a la muerte que se mude a vivir conmigo

Gracias preciosa herMaga
eres genial

Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.