.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


martes, 15 de julio de 2008

Camino


No sé qué estamos haciendo,
ni si estamos haciéndolo bien.
Sólo sé que vamos,
en silencio y de a poco,
como si no fuéramos a ninguna parte.

Pero, de repente,
nos encontramos aquí,
en un lugar en el que coincidimos,
un lugár más, en el que coincidimos,
preocupándonos por aquellos en los que no.

7 comentarios:

pau llanes dijo...

¿Dónde nos encontramos? No recuerdo... Sentí que me llamabas.

Cariátides dijo...

Es muy bonita esta reflexión.

Un abrazo.

Ana dijo...

El caso es avanzar; y de repente te encuentras con alguien, ¿por casualidad?... ummmm

Ya sabes que creo firmemente en que todo ocurre por algo, el porqué, solemos descubrirlo después.

Besos

Tesa dijo...

Me encanta, describe la serenidad con la que se anda el camino. Supongo que así hay más probabilidades de llegar a buen destino.

Besos

Adnama dijo...

Divino, como anillo al dedo, haciendo camino...Besos

Victor dijo...

Caminos inciertos, pero en un punto, un encuentro hace que todo sea distinto. Igual de incierto, pero al menos en compañía. ¿Y qué es la vida sino un camino?

Maga Viajera dijo...

Sorteando obstáculos se hace el camino, aprendiendo, cayendose y levantándose, acompañandose, apoyandose... Andando....

Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.