.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


jueves, 10 de abril de 2014

La Rosa, la Cruz y el Sur



Solía llamarte Juan, a secas,
y la última vez que nos vimos
leías el Ulises de James Joyce.
Cambié el rumbo por cartas de tarot,
seguro que la número 13,
la sin nombre, esa, la de la muerte.
Y tú no intentaste retenerme,
aunque a mí sí me hubiera gustado.
No lo entendía... Ahora entiendo.
Debí haberme creído Odiseo,
me fui lungomar buscando vida
y Calipso me convirtió entonces
en una isla, pero sin tiempo.
Ahora, por fin, he acabado
de rehacer, entera, la nave;
esperando la noche me hallo
y en el horizonte, la Cruz del Sur.
Y te llamaba Juan, Juan de la Cruz.
¿Dime, dónde estará Penélope?

10 comentarios:

Anónimo dijo...

y...el que se fue a lungomar tiene que soportar! todo tiempo tuvo su oportunidad y ahora hay que apender a estar! Él estará con su bella mujer y sus hijos!

Bea.

Gabriela Collado dijo...

Yo no diría soportar, esto no es una condena...
Probablemente no tengamos que volver a estar juntos en esta vida, pero estamos juntos, yo lo sé... Nunca dejamos de estarlo puesto que somos dos almas viejas muy unidas. Nosotros no elegimos ahora, porque ya elegimos, incluso mucho antes de haber elegido... Nosotros dos estamos siempre acompañándonos y sosteniéndonos. No hay separación, nunca la ha habido, somos uno. Lo sé porque lo siento conmigo cada día.

Anónimo dijo...

"acompañándonos y sosteniéndonos", en un recuerdo y el recuerdo se torna un sueño, algo inexistente. Creo tener que ayudarte. A veces nos aferramos a cosas que pasaron y ya no están para tener un sentido en el presente. Las realidades cambian tanto como cambian las personas en esas realidades... hablar de dos almas muy unidas me daría a entender que tienen un amor muy fuerte, pero ya no se ven...?

Bea.

Gabriela Collado dijo...

Yo no hablo de apegos, yo hablo de fluir de a dos. Agradezco tu intencion pero no me anclo en el pasado, mi presente lo construyo a cada instante. Lo temporal se transforma, lo eterno permanece... Y el amor trasciende más alla de lo fisico, no hace falta verse para sentirse. Sin embargo, hay quienes aun viendose cada dia no llegan a sentirse de esta manera tan profunda. Y sí, este amor es muy fuerte.

Gabriela Collado dijo...

Y como bien dice la negra Sosa...

Cambia, todo cambia
Lo que cambió ayer
Tendrá que cambiar mañana
Así como cambio yo
En esta tierra lejana
Pero no cambia mi amor
Por más lejos que me encuentre...

Anónimo dijo...

sii!! y también hay quienes se ven todos los días y se aman profundamente, en esa construcción del día a día! y hay los que no cambian por nada el cara a cara, el abrazo de los cuerpos, los besos apasionados, SENTIR al otro en su presencia física, mientras dure en la tierra...

Te felicito por ese amor!

Gabriela Collado dijo...

Claro que si, de todo hay...
Agradezco tus felicitaciones y sinceramente creo que cada uno está en dónde tiene que estar y todo es perfecto tal y como es, siempre, a cada momento. ¿Quién sabe qué es lo mejor para nadie, ni siquiera para uno mismo?
Me da la sensación de que supones que ese es el único amor que hubo o hay en mi vida ¿acaso me conoces? ¿no o si? ¿Crees que puede haber más de un amor en esta vida? ¿Sólo hay uno? ¿Quien sabe? Cada único es único, son maestros todos, cada experiencia, cada relación... Y unos perduran más que otros... Ya sabes, no existe el tiempo ni el espacio en el AMOR REAL...
Me parece que regalarle un poema así a alguien a quien llevas en tu corazón es un gesto muy bonito con el cual la persona podría sentirse contenta y no agredida...
Me dices que estará feliz con su mujer y sus hijos... Nada me gustaría más que saber que es feliz puesto que le estoy infinitamente agradecida por los regalos que le ha hecho a mi vida y le sigue haciendo...
¿Crees que deberia sentirlo como una pérdida o como una ganancia, puesto que lo he tenido?
Sólo me pregunto que te habrá despertado el poema para que te lo tomaras tan "personalmente" al fin y al cabo uno siempre está mirandose a sí mismo aunque crea que mira a otro...
Te regalo otra canción de Calamaro que el solia regalarme a mi...

Flaca no me claves
Tus puñales
Por la espalda
Tan profundo
No me duelen
No me hacen mal

Lejos
En el centro
De la tierra
Las raíces
Del amor
Donde estaban
Quedarán

Anónimo dijo...

te he visto cantar muchas veces. Y me sentí identificada con tu poema, porque he estado enamorada mucho tiempo de alguien que fue quedando en el pasado. Tu no te anclas, yo estuve anclada mucho tiempo. Ya no, y él tiene hijos, una bella mujer y también estoy feliz por ello. Muy bonita tu canción!

Beatriz.

Gabriela Collado dijo...

Beatriz ¿dónde me has visto cantar?

Gabriela Collado dijo...

Y me surge otra pregunta, el otro poema, el de los latigazos como me has dicho, ¿te afectó por el mismo motivo?

Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.