.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


miércoles, 30 de noviembre de 2011

Envejeciendo a tu lado


Me estoy haciendo vieja,
debe ser eso.
Porque empiezo a estar
sorda de las veces que no me llamaste,
ciega de las veces que no me escribiste,
perdida por las veces que no me buscaste,
arrugada por las veces que no me tocaste,
desdentada por las veces que no me besaste,
amnésica por las veces que me olvidaste
y muda de las veces que no me pediste
que te dijera cuánto te amo.


viernes, 25 de noviembre de 2011

El maltratador


La Violencia NO tiene Género

Llega.
Aparenta, pasa, aborda, irrumpe, indaga, husmea, se mete, observa, toca, abre, cierra, decide, recibe, miente, se queda, absorbe, devora, impone, cela, invade, limita, desconfía, suprime, prohíbe, persigue, sospecha, rastrea, escarba, berrea, agravia, discute, encierra, aprieta, ofende, ahoga, no escucha, llora, jura, no olvida.
Llama.
Hurga, recela, supone, asedia, provoca, repite, retuerce, amenaza, reclama, maldice, insulta, profana, resta, señala, coacciona, aísla, exprime, engaña, degrada, deshonra.
Insiste.
Ignora, alardea, embauca, asusta, corrompe, marea, hostiga, manipula, inventa, abruma, molesta, condena, quita, desagrada, contamina, aburre, desmenuza, increpa, gruñe.
Vuelve.
Acorrala, trastorna, calumnia, enceguece, ensarta, cicatriza, oprime, acusa, maltrata.
Reincide.
Asedia, incomoda, asquea, domina, espía, censura, amedrenta, ensordece, castiga, usurpa, rebaja, reprime, promete, no cumple.
Permanece.
Agobia, machaca, opina, tergiversa, fastidia, inhibe, ordena, pelea, vocifera, sacude.
Persiste.
Exige, impide, devasta, hastía, perturba, ultraja, alude, enreda, manosea, adolece, viola, intima, chantajea, asalta, grita, fuerza, lamenta, perjura, pide, desespera.
Arremete.
Lapida, irrita, estorba, atraviesa, comprime, fatiga, mancha, arrolla, daña, tritura, martiriza, denigra, esconde.
Embiste.
Falsifica, riñe, paraliza, flagela, aniquila, acosa, penetra, menosprecia, arruina, falta, destruye, cansa, ataca, cerca, estruja, injuria, golpea, lastima, roba, deshecha, repele, mancilla, apesta, fustiga, aplasta, odia.
Mata...

25 de noviembre: Día Internacional contra la Violencia de Género 

 

jueves, 24 de noviembre de 2011

Otro Año - Otra Visión




El martes fui al cine a ver Another Year, la última película de Mike Leigh.
Excelentes actuaciones, bella fotografía y un buen guión. Catalogada como tragicomedia, yo aún no me decido a etiquetarla.
Una película de esas que te deja pensando. ¡Y tanto! Llevo dos días intentado ver qué es lo que no acaba de cerrarme del todo del mensaje que intentaba transmitir la historia que se divide en cuatro fases: primavera, verano, otoño e invierno, por las que transcurren una familia y sus amigos.
Entre el amor y la calidez, la alegría y la tristeza, la esperanza y la desesperación. Nacimiento y muerte. Pero, sobre todo, la soledad. Una pareja que lleva muchos años felizmente casada, aunque les preocupa que su hijo permanezca soltero. Esta preocupación les impide darse cuenta de hasta qué punto, una amiga, depende de ellos.

Pero, y aquí viene la parte que no acababa de cerrarme, creo que más que no ser capaces de darse cuenta del estrago que puede llegar a hacer en una persona una soledad mal entendida y, por ende, mal sobrellevada, lo que no he visto en toda la película es el amor separado del concepto de pareja. Y eso no me gustó en absoluto. La cara feliz del film era la de los personajes emparejados, la cara infeliz la de los solos. 
Y sí, estoy totalmente de acuerdo en que el amor es imprescindible para ser felices. En lo que no estoy de acuerdo, para nada, es en que la pareja es imprescindible para vivir en el amor.
La no escisión del dúo Amor-Pareja es ya una idea antigua del amor y de la vida, a mi entender. El amor es mucho más amplio que eso y no puede resumirse pobremente al hecho de tener o no tener pareja.

 

lunes, 21 de noviembre de 2011

Jam Session



No es lo que suena,
es lo que siento cuando suena.
Mi vida
como una Jam Session,
improvisando
a ritmo de jazz
y haciendo el amor
con las notas.


Extrañar-te



Y extrañar el olor de la madera,
vieja y húmeda,
de los bares de Buenos Aires.
Extrañar a esos seres solitarios
refugiándose en un libro
con olor a café.
Y que suene Satchmo
o Piazzolla.
Y esconder,
detrás de esos recuerdos,
tu falta de pasión.
¿Pero qué digo?
como si acaso me quisieras.
Me disfrazo de nostalgia,
me fumo la melancolía,
para ver si, con el humo,
te vas.


viernes, 4 de noviembre de 2011

Siempre nos quedará París


Me llené de hoteles, de monumentos erigidos para habitar postales, de tickets de embarque, de menús ilegibles. Pero tú no apareciste en ninguna foto.

Me llené de Withman, jugué con Cortázar a la rayuela, me bebí el chocolate de Laura Esquivel. Pero tú no apareciste en ninguna página.

¿Dónde estabas cuando contemplaba Pest desde Buda o cuando la Maga intentaba calmar el llanto de Rocamadour?

¿Dónde te escondiste mientras se me helaban las manos en el Empire State o mientras Rosaura se deshacía en pedos en su lecho de muerte?

¿Por qué no robaste un pétalo para mí en la Grand Place, ni te enloquecí como Fermina Daza a Florentino Ariza?

¿A dónde te fuiste cuando la orquesta empezó a tocar en la frontera entre Austria y Hungría o cuando el general Andrés Asencio mandaba matar al amante de Catalina, su mujer?

¿Por qué no te subiste a la Vespa para bajar juntos la Vía di San Leonardo, de Fiésole a Firenze, ni fuiste concupiscente conmigo, como ese rico comerciante chino con la francesita de Vietnam que, entonces, era Indochina?

¿Acaso te escabulliste entre los pasadizos del Castel Sant´Angelo mientras yo cruzaba el Tiber o, simplemente, te escapaste con Hervé Jancour a buscar huevos de seda a Japón?

Y no, no me digas que "siempre nos quedará París" porque pudiendo ser el gnomo de Amelie, elegiste ser la cucaracha de Kafka.


Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.