.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


jueves, 24 de noviembre de 2011

Otro Año - Otra Visión




El martes fui al cine a ver Another Year, la última película de Mike Leigh.
Excelentes actuaciones, bella fotografía y un buen guión. Catalogada como tragicomedia, yo aún no me decido a etiquetarla.
Una película de esas que te deja pensando. ¡Y tanto! Llevo dos días intentado ver qué es lo que no acaba de cerrarme del todo del mensaje que intentaba transmitir la historia que se divide en cuatro fases: primavera, verano, otoño e invierno, por las que transcurren una familia y sus amigos.
Entre el amor y la calidez, la alegría y la tristeza, la esperanza y la desesperación. Nacimiento y muerte. Pero, sobre todo, la soledad. Una pareja que lleva muchos años felizmente casada, aunque les preocupa que su hijo permanezca soltero. Esta preocupación les impide darse cuenta de hasta qué punto, una amiga, depende de ellos.

Pero, y aquí viene la parte que no acababa de cerrarme, creo que más que no ser capaces de darse cuenta del estrago que puede llegar a hacer en una persona una soledad mal entendida y, por ende, mal sobrellevada, lo que no he visto en toda la película es el amor separado del concepto de pareja. Y eso no me gustó en absoluto. La cara feliz del film era la de los personajes emparejados, la cara infeliz la de los solos. 
Y sí, estoy totalmente de acuerdo en que el amor es imprescindible para ser felices. En lo que no estoy de acuerdo, para nada, es en que la pareja es imprescindible para vivir en el amor.
La no escisión del dúo Amor-Pareja es ya una idea antigua del amor y de la vida, a mi entender. El amor es mucho más amplio que eso y no puede resumirse pobremente al hecho de tener o no tener pareja.

 

No hay comentarios:

Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.