.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


viernes, 3 de julio de 2009

Más aLmas y menos aRmas



Mi arma mayor es la plegaria muda. Mahatma Gandhi (1869-1948) Político y pensador indio.

Decidme que se trata de una alucinación, que he entendido mal o que se trata, simplemente, de un error de imprenta lo que hoy he leído en varios periódicos: “Un cura invita a sus feligreses a acudir a la Iglesia con armas para festejar el 4 de julio, día de la independencia”.
En Kentucky, Estados Unidos, un pastor propone una celebración especial en donde se discutirá sobre el uso seguro de armas y se escuchará “música patriótica”. “No estamos avergonzados de decir que hay una fuerte creencia en Dios, las armas y el nacimiento de nuestra nación, y de que ésta no hubiera existido sin las anteriores dos (Dios y las armas)”, dice Ken Pagano, pastor de la Iglesia del Nuevo Betel y ex infante de Marina.
Pagano alega que los miembros de su iglesia están preocupados de que la administración del presidente Obama ponga restricciones a la uso y portación de armas. “El plan no es mezclar la adoración con el uso de armas, aunque se lean algunos pasajes de la Biblia”, dijo. Y agrega “Las armas pueden ser agentes de mal o pueden ser útiles, aquí tan solo estamos proponiendo el uso seguro de las mismas”.
El Dr. George Tiller, proveedor de servicios de aborto, fue asesinado en una iglesia de Wichita y a John Philips, un pastor de Arkansas, le dispararon dos veces en su propio servicio religioso y aún lleva una bala en su columna, lo que me dice que, lamentablemente no se trata de una alucinación.
¿No le han explicado a este “Pastor” que a la Iglesia lo que se deben portar son aLmas y no aRmas? Creo que es precisamente la disminución de la importancia del alma en el mundo lo que enfatizó la importancia de las armas. Un avance en la tecnología armamentística que simboliza un retroceso en el crecimiento espiritual del hombre.
Hace 52 años, Josei Toda (educador japonés y segundo presidente de la Soka Gakkai, una organización budista para la paz, la cultura y la educación), hizo una declaración en contra de las armas nucleares con el fin de enfatizar que detrás de la existencia de las armas nucleares se esconde el aspecto malévolo de la vida humana que busca subyugar, controlar y por último destruir a los otros.
Adhiero a la declaración del Señor Toda y me atrevo a no diferenciar entre nucleares o no. Las armas son armas.
El Budismo de Nichiren Daishonin es una religión que existe para la gente, entonces el cumplimiento de su misión religiosa de establecer la enseñanza correcta debe incluir también la construcción de una tierra pacifica. El señor Toda sentía que la única forma de derrotar la tendencia demoníaca era a través del poder de la Naturaleza de Buda también inherente en la vida humana. Ya que los seres humanos crearon la bomba atómica, los seres humanos también tendrían que hacer posible su abolición. Él estaba convencido de que la existencia de la Naturaleza de Buda (el potencial para el bien y la creación de valor) dentro de los seres humanos garantizaría sin falta la abolición de las armas nucleares. A través de su declaración, Toda advertía sobre lo malévolo de las armas nucleares. Mas tarde, su declaración se convertiría en la base del movimiento para la paz.
La mayoría de las tradiciones religiosas comparten con el Budismo de Nichiren Daishonin la intención de llevar a los practicantes hacia esta verdad y hacia alcanzar la meta de lograr el desarrollo humano, así como establecer una comunidad armoniosa. En este sentido, creo que está claro que la asociación armas/religión no tiene cabida. Sin embargo, esta lucha por la paz y el desarme no debe quedar encerrada solamente dentro de la religión.
Parafraseando al segundo presidente de la SGI "Para emerger de la sombra de las armas nucleares se necesita una revolución en la conciencia de numerosos individuos, una revolución que de pie a que con confianza podamos decir "YO PUEDO HACER ALGO". Entonces, finalmente veremos a las personas del mundo unirse y escucharemos su voz en común, su llamado para ponerle fin a esta terrible furia de destrucción."

2 comentarios:

Raquel dijo...

Se trata de hacer lo propio y asumir la responsabilidad, como bien escribes unas líneas antes de terminar ese escrito reflexivo y acertado: "Yo puedo hacer algo"
Me uno a tu voz.
Raquel

luz dijo...

También yo me adhiero a ese mensaje pacífico. Pero mientras el ser humano no sea consciente de que el poder no está en conseguir cosas a través de la violencia, y la violencia es en sí misma un arma peligrosa, no va a tener claro que la vida es por naturaleza un acto de paz y sólo a través de la misma se puede conseguir un mundo justo e igualitario.

Un abrazo

Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.