.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


domingo, 16 de noviembre de 2008

La culminación


Arriba la mujer, el Yin.
Debajo el hombre, el Yang.
Nuestras diferencias esenciales,
de hombre y de mujer,
se funden.

Arriba mi agua,
Debajo tu fuego,
que, lentamente,
me lleva a la ebullición.

Si tu combustible quemaras
con ansiosa rapidez,
el fuego se apagaría inexorablemente
dejando mi agua apenas tibia.

Sólo conservando tu fuego
durante el tiempo preciso
harás que mi agua pueda hervir.
Entonces bastará con la llama más pequeña
para mantenerme ardiendo durante mucho tiempo.

3 comentarios:

buscadordesueños dijo...

Solamente agradecerte que me tengas en la lista de seguidores,es un detalle por tu parte.Cuando quiéras puedes asomarte por el mío,poco a poco le voy dando forma.Después de todo quizás no sea tan torpe con el aparato éste.Un abrazo... .Tranquila,no habrá más palabras ni mensajes y que todo vaya bién.

desahogandome dijo...

el problema amiga es saber cuánto tiempo hay que calentar ese agua para que ese agua pueda hervir.

a veces es demasiado pedir... el tiempo.

un abrazo

p.d.: como ves me pasé a blogger ,-)

El rincón de Chelo dijo...

Hola Gabriela!! pasé a devolverte la visita, me gusta mucho tu blog , aquí ando leyendo tus historias, un besos

Chelo

Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.