.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


sábado, 12 de enero de 2013

Sueños con Vigan



Hace unos meses tuve un sueño. Soñé que estaba en un lugar en el que había amenaza de tsunami. El tsunami no llegó pero las familias permanecían unidas y me recibían a mí, extranjera, como si fuera una más de ellos. Caminaba por sus calles y me llamó la atención las calaveras en el frente de las casas, en algunas una, en otras dos o tres. Cuando pregunté su significado me contaron que la cantidad de calaveras dependía del número de muertos que había en esa familia. Era una especie de escudo nobiliario; no se trataba de algo tétrico, al contrario, era un honra a los antepasados. La madre de quien me había recibido en su casa era viuda y, como tal, se había convertido en cabeza de familia, no solo para sus hijos sino también para los abuelos y tíos mayores. Ella cobraba una pensión por viudez todos los meses y, cada mes, al recibir el sobre con el pago, realizaba una especie de sorteo entre los miembros de la familia y se lo entregaba íntegro. Un miembro diferente de la familia recibía ese regalo cada mes para utilizarlo en aquello que lo necesitara.
Al despertar me pregunté si ese lugar existiría realmente y si mantendría esas costumbres.
Hoy, por "casualidad" veo una foto en facebook y me llamó la atención porque en ella aparece mi apellido. Esa imagen hacía referencia al nombre de una ciudad: Vigan City. Investigué para saber más y cuán grande es mi sorpresa al ver, en otra foto, un cartel con mi mismo apellido colgando en una de las calles de ese lugar. ¡La calle era la misma en la que yo había estado en sueños!