.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


sábado, 21 de febrero de 2009

El carnaval de nuestras vidas

Hoy es noche de Carnaval y es cuando aprovechamos para cambiarnos la piel y poner alegría en nuestras vidas (más, si cabe).
Podemos ver (buscar y encontrar) el lado cómico de nuestras tragedias cotidianas. Tragicomedia le llaman.
Es un modo de aligerar nuestras mochilas quitando el peso innecesario que, de por sí, agregamos con nuestro fatalismo inconsciente.
Hoy propongo transformar el fatalismo en comicidad y descubrir que también somos capaces de reirnos de nuestras circunstancias y, por ende, de nosotros mismos...

(Aquí van algunos ejemplos del genial Quino)

jueves, 19 de febrero de 2009

Lo único verdaderamente importante




Interior del Avión. Esta fotografía fue tomada minutos antes del accidente, dentro del avión.



¿Por qué pasan las cosas? Lo importante es para qué...
Hoy me llegó esta nota a través del email (¡Gracias Elsa!) y me conmovió. Sinceramente hacía tiempo que algo no me conmovía de la manera en que esta nota lo hizo.
¿Por qué? Porque las palabras sinceras, las que salen del corazón, son las únicas capaces de llegar al corazón y porque toca justo al centro de la conciencia (la mía y la de todos, estoy segura).
¿Para qué? Para ampliar la visión de las situaciones que vivo y, sobre todo, para que no me olvide de "lo único verdaderamente importante".

Lo importante viene después del trabajo
¿Qué conferencista logra hoy colmar un auditorio de 2500 ejecutivos y empresarios, muchos con sus mujeres e hijos, y hablar durante una hora y media sin que vuele una mosca? Fernando Parrado, uno de los 16 sobrevivientes de la tragedia de los Andes, a 36 años de aquella historia que asombró al mundo, consiguió anteayer más que eso: conmover a un foro de negocios y capacitación empresarial al transmitir las simples moralejas que le dejaron vivir 72 días en plena Cordillera sin agua ni comida.
Fue durante la jornada de cierre de ExpoManagement 2008. Su presentación, un monólogo sin golpes bajos acompañado por videos e imágenes de la montaña, tuvo dos etapas bien diferentes. En la primera narró, con un relato íntimo repleto de anécdotas, los momentos que lo marcaron de aquella odisea a 4000 metros de altura en la que perdió a buena parte de sus amigos, además de su madre y su hermana. "¿Cómo es posible sobrevivir donde no se sobrevive?", se preguntó. "Sobrevivimos porque hubo liderazgos, toma de decisiones y espíritu de equipo, porque nos conocíamos desde mucho antes", dijo.
Y arrojó un primer disparador. "En la vida el factor suerte es fundamental. Cuando llegué al aeropuerto de Montevideo no daban número de asiento para el avión. A mí me tocó, de casualidad, la fila 9, junto a mi mejor amigo. Cuando el avión chocó en la montaña, se partió en dos. De la fila 9 para atrás no quedó nada. Los 29 sobrevivientes al primer impacto viajaban en la parte que quedó a salvo."
"De ellos ?dijo?, 24 no sufrieron un rasguño. Así, los menos shockeados empezaron a ayudar, actuando como un verdadero equipo. Administramos barritas de chocolate y maní al punto de comer un grano por horas cada uno. Marcelo, nuestro capitán y líder, asumió su rol para contenernos cuando le preguntábamos qué pasaba que no llegaba el rescate. Decidimos aguantar."
Pero días después el líder se desmoronó. La radio trajo la noticia de que había concluido el rescate. "¿Cómo hubieran reaccionado ustedes? ?desafió a la audiencia?. El líder se quiebra, se deprime y deja de serlo. Imagínense que yo cierro esta sala, bajo la temperatura a -14 grados sin agua ni comida a esperar quién muere primero." Silencio estremecedor de la primera a la última fila.
"Ahí me di cuenta de que al universo no le importa qué nos pasa. Mañana saldrá el sol y se pondrá como siempre. Por lo tanto, tuvimos que tomar decisiones. En la noche 12 o 13 nos dijimos con uno de los chicos: «¿Qué estás pensando?» «Lo mismo que vos. Tenemos que comer, y las proteínas están en los cuerpos.» Hicimos un pacto entre nosotros, era la única opción. Nos enfrentamos a una verdad cruda e inhumana."
Desde la primera fila, decenas de chicos llevados por sus padres escuchaban boquiabiertos. Parrado apeló a conceptos típicos del mundo empresarial. "Hubo planificación, estrategia, desarrollo. Cada uno empezó a hacer algo útil, que nos ayudara a seguir vivos: zapatos, bastones, pequeñas expediciones humanas. Fuimos conociendo nuestra prisión de hielo."
"Hasta que me eligieron para la expedición final, porque la montaña nos estaba matando, nos debilitaba, se nos acababa la comida. Subí aterrado a la cima de la montaña con Roberto Canessa. Pensábamos ver desde allí los valles verdes de Chile y nos encontramos con nieve y montañas a 360 grados. Ahí decidí que moriría caminando hacia algún lugar."
Entonces sobrevino el momento más inesperado. "Esta no es la historia que vine a contar", avisó. Y contó que su verdadera historia empezó al regresar a su casa, sin su madre y su hermana, sin sus amigos de la infancia y con su padre en pareja nuevamente.
"¿Crisis? ¿De qué crisis me hablan? ¿Estrés? ¿Qué estrés? Estrés es estar muerto a 6000 metros de altura sin agua ni comida", enfatizó.
Recordó un diálogo fundamental que tuvo con su padre, que le dijo: "Mirá para adelante, andá tras esa chica que te gustaba, tené una vida, trabajá. Yo cometí el error de no decirle a tu madre tantas cosas por estar tan ocupado".
Y cerró, determinado: "Las empresas son importantes, el trabajo lo es, pero lo verdaderamente valioso está en casa después de trabajar: la familia. No se olviden de quien tienen al lado, porque no saben lo que va a pasar mañana."
Una interminable ovación lo despidió de pie.

Fernán Saguier de la redacción de La Nación (Publicado el 30 de octubre de 2008)

sábado, 14 de febrero de 2009

Aquello a lo que llamas AMOR...



¿Me dejáis aguaros la fiesta? Bueno, siempre he sido muy positiva en todas mis entradas, sin embargo, he comprendido que ser positiva no me impide ser realista.
Hoy pensaba en el amor (¡como no!) y veia las diversas entradas de los demás bloggeros; unos de acuerdo con la celebración, otros no tanto... en fin, que cada uno juzga los acontecimientos a través de su propio prisma y eso es, casi, inevitable. De hecho, ayer me uní a la celebración de "SIN Valentín", para los que estamos sin pareja.
Me encanta que se celebre un día del AMOR, pero lo que no me gusta es que el AMOR quede encerrado en un día. No quisiera que hoy, porque es San Valentín, todos derrochemos amor y lo expresemos y, el resto del año, nos olvidemos de decir TE QUIERO y, sobre todo, de demostrarlo.
Lo contrario al AMOR no es el ODIO, lo opuesto al AMOR, lo que no lo deja crecer ni ser, lo que lo mata, es el MIEDO.
De repente, se me vino una imagen a la mente y un juego de palabras acorde con la fecha y no pude evitar expresar un deseo para este día y es el siguiente: "Deseo que tu San Valentín no se convierta en tu San Violentín".
Que este día nos sirva también para reflexionar sobre este sentimiento que más que un sentimiento es un acción. ¿De qué manera permitimos que el amor esté presente en nuestras vidas? ¿Cómo expresamos, día a día, este sentimiento? ¿Cómo dejamos que nos amen? ¿Cómo nos amamos a nosotros mismos? ¿Qué es aquello a lo que llamas amor?
Si el miedo está contaminando tu vida, no te olvides que así, estás matando al amor...

miércoles, 11 de febrero de 2009

Crisis (Peligro + Oportunidad)


No pretendamos que las cosas cambien si siempre hacemos lo mismo.
La crisis es la mejor bendición que puede sucederle a personas y países porque la crisis trae progresos. La creatividad nace de la angustia como el día nace de la noche oscura.
Es en la crisis que nace la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias.
Quien supera la crisis se supera a si mismo sin quedar "superado".
Quien atribuye a la crisis sus fracasos y penurias violenta su propio talento y respeta más a los problemas que a las soluciones.
La verdadera crisis es la crisis de la incompetencia.
El inconveniente de las personas y los países es la pereza para encontrar las salidas y soluciones. Sin crisis no hay desafíos, sin desafíos la vida es una rutina, una lenta agonía.
Sin crisis no hay meritos.
Es en la crisis donde aflora lo mejor de cada uno, porque sin crisis todo viento es caricia.
Hablar de crisis es promoverla, y callar en la crisis es exaltar el conformismo.
En vez de esto trabajemos duro.
Acabemos de una vez con la única crisis amenazadora que es la tragedia de no querer luchar por superarla.

Albert Einstein
(simplemente... un genio...)

lunes, 9 de febrero de 2009

El espejo en el cuerpo


Conocí un segundo nacimiento, cuando mi alma y mi cuerpo se amaron y se casaron. Khalil Gibran (1883-1931) Ensayista, novelista y poeta libanés.

Hace casi un mes que participo de un taller de risoterapia y, lo recomiendo. No hay nada como dedicarse un tiempo para jugar y reirse, como si volvieramos a ser niños por un rato o para sacar ese niño dormido que todos llevamos dentro.
la última clase la profesora nos regaló este texto que me hizo reflexionar y que hoy comparto con vosotros.

El cuerpo es un espejo de nuestros sentimientos más profundos:
1.-Si nos sentimos emocionalmente o sexualmente vulnerables…capa de grasa sobre el abdomen y caderas.
2.-Si no nos sentimos dignos de ser amados…podemos construir un tórax grande para esconder nuestro corazón (Hombres “muy machos” esconden sus sentimientos de vulnerabilidad)
3.-Si cargamos con la responsabilidad de nuestra familia…desarrollaremos unos hombros grandes (Los hombros caídos señalan que no deseamos ninguna responsabilidad)
4.-Indigestión… ¿qué experiencia es la que no puedo digerir?
5.-Las caderas rígidas… incapacidad de avanzar en la vida. (Lado derecho muestra las actitudes relacionadas con los hombres, con el futuro o con nuestra carrera. Lado izquierdo refleja nuestra actitud hacia las mujeres, el pasado o nuestra vida familiar)
También nuestros animales de compañía nos ofrecen pistas, así como los objetos con los que nos relacionamos a diario y las cosas que suceden a nuestro alrededor. En realidad todo está relacionado:
6.-Nuestros animales de compañía o mascotas… reflejan nuestras cualidades interiores ¿Cómo son nuestros animales? ¿Qué cualidades poseen? Un animal puede estar representando una parte de nuestra personalidad (Un gato muy sabio, un perro juguetón)…
7.-Objetos inanimados: Coche… destartalado y sucio refleja el estado interior de su conductor en ese momento. Podemos deducir lo que significa un coche limpio y reluciente.
8.-El fuego exterior… refleja temas candentes de nuestro interior
9.-Los techos, grifos y radiadores que gotean… revelan emociones que “gotean en nuestro interior”
En resumen:
10.-Si deseamos cambiar la sociedad en la que vivimos… deberán de existir suficientes personas que se cambien a sí mismas.

Diana Cooper. (Las 36 leyes espirituales de la vida. Diana Cooper. Ediciones Obelisco)


Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.