.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


miércoles, 24 de septiembre de 2008



«¿Temes lo que puede traerte el mañana?

No te adhieras a nada, no interrogues a los libros ni a tu prójimo.

Ten confianza; de otro modo, el infortunio no dejará de justificar tus aprehensiones.

No te preocupes por el ayer: ha pasado...

No te angusties por el mañana: aún no llega...

Vive, pues, sin nostalgia ni esperanza:

tu única posesión es el instante.»

Omar Khayyam (1040 - 1121?)

De cacería


Cuando el Corazón es un Cazador Solitario

Hay labores que enseñan a un alma a amar bien y profundamente a otra:
1 Descubrir a la otra persona como una especie de tesoro espiritual.
2 Perseguir y esconderse: un tiempo de esperanzas y miedos para ambos.
3 Desenredar y entender los aspectos de Vida/Muerte/Vida de la relación, y la compasión por la labor.
4 Relajarse en la confianza: la habilidad de descansar en la presencia y la buena voluntad del otro.
5 Compartir tanto sueños futuros como tristezas pasadas.
6 Utilizar el corazón para cantar nueva vida.
7 Entremezclar los cuerpos y las almas.

(De Mujeres que corren con los lobos, Clarisa Pinkola Estés)


martes, 23 de septiembre de 2008

Poema 12


Se miran, se presienten, se desean, se acarician, se besan, se desnudan, se respiran, se acuestan, se olfatean, se penetran, se chupan, se demudan, se adormecen, despiertan, se iluminan, se codician, se palpan, se fascinan, se mastican, se gustan, se babean, se confunden, se acoplan, se disgregan, se aletargan, fallecen, se reintegran, se distienden, se enarcan, se menean, se retuercen, se estiran, se caldean, se estrangunlan, se aprietan, se estremecen, se tantean, se juntan, desfallecen, se repelen, se enervan, se apetecen, se acometen, se enlazan, se entrechocan, se agazapan, se apresan, se dislocan, se perforan, se incrustan, se acribillan, se remachan, se injertan, se atornillan, se desmayan, reviven, resplandecen, se contemplan, se inflaman, se enloquecen, se derriten, se sueldan, se calcinan, se desgarran, se muerden, se asesinan, resucitan, se buscan, se refriegan, se rehúyen, se evaden y se entregan.


(Oliverio Girondo, Buenos Aires 1891)

lunes, 22 de septiembre de 2008

Táctica y estrategia



Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos.

Mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible.

Mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos.

Mi táctica es
ser franco
y saber que sos franca
y que no nos vendamos
simulacros
para que entre los dos

no haya telón
ni abismos.

Mi estrategia es
en cambio
más profunda y más
simple.

Mi estrategia es
que un día cualquiera
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
por fin me necesites.

(Mario Benedetti)


Ser sol naciendo


Puedo nadar en libertad,
habitar playa o cementerio,
puedo ocultar tu sol,
o disfrazarme y parecerlo,
puedo ser sombra que te acecha
o todo, y hasta escuchar y ser silencio.

Pero, aunque más no sea, en este instante,
en que puedo ser tu todo y tu nada,
me basta nada más con ser
y que eso me convierta aquí en eternidad.

Eternidad que fluye y que libera,
barreras que despojadas de su tiempo son escombros,
armaduras que permiten a tu cuerpo que aparezca,
cadenas destrozadas y detrás,
apareciendo, tus nuevos ojos.

Que como un cielo se abren ante mí
para que pueda volar, sin pasado ni futuro,
sin promesas ni reproches.
Porque sé que puedo morir en ellos
como volver a nacer
con la certeza de que nada será igual
sólo éxtasis de debilidad.

Que es como nadar en libertad
como unirnos en playa
como escuchar,
como extasiar,
como fusionarnos en perfecta eternidad;
y ser sol naciendo.

domingo, 21 de septiembre de 2008

Busco una poesía


Busco una poesía desesperadamente.
Se me perdió entre tu olor
Y no quiere volver a mí.
O me la robaron tus labios
Y ahora está viajando por tu cuerpo.
Es necesario que pueda recuperarla
Porque quiero regalártela.
Y mi poesía soy yo.

Improvisando


Hueles a incienso y a hierba matutina
Te siguen campanas y pies descalzos
Una vela te ilumina y engrandece tu sombra
El sonido de tu voz te hace libre
......

No ver y sentir
Percibir, oler
Seguir al corazón
Y reconocerse en el otro

sábado, 20 de septiembre de 2008

La tinaja rota


Quisiera compartir con vosotros un cuento que tuve el privilegio de escuchar hace muy pocos días de parte de un ser especial. Agradezco al Universo porque personas así se aparezcan en mi camino, eso es señal de que voy por el buen camino. No existe nada mejor que aprender de los demás. Fue uno de los días más bonitos de la semana ¡Gracias!

Había un pobre aguatero en el pueblo, que diariamente se llegaba al manantial y transportaba en dos tinajas, el liquido vital... las monedas que esta tarea la redituaba, apenas le alcanzaban para subsistir.
Un día, una de las tinajas se agrieto, pero el aguatero siguió yendo y viniendo con la tinaja fisurada, lo que al final del camino reducía a la mitad su carga...
Cierto día la tinaja le hablo:
-Perdóname, no fue mi culpa la grieta por donde se escurre el agua, y sé que te he perjudicado porque recibes por mí, la mitad de la paga que recibes por mi hermana tinaja... Sé que debiste cambiarme por una nueva y desecharme... sin embargo, me has mantenido a tu lado.
-Es gracioso que me pidas disculpas –le dijo el aguatero-... ven, hay algo que quiero mostrarte... fíjate bien en el camino... que ves?
-Veo la tierra seca y el ripio del lado derecho del camino y los canteros coloridos de flores del lado izquierdo.
-Mira, le dijo el aguatero... muchas veces recorrí este camino triste y solitario, llevando el agua hasta el pueblo y recibiendo igual cantidad de monedas por ambas tinajas... Pero un día, cuando note que te habías agrietado y vi que la tierra cobraba vida y se estremecía a medida que bebía cada gota de agua que perdías... no quise cambiarte, así que tome una decisión: compre semillas de flores de todos los colores y las sembré al costado del camino... je... y conseguí en estos años hacer esta diferencia...
Oh! Y tu me pides disculpas!... que importan algunas monedas menos, si gracias a ti, los colores de las flores me alegran el camino?... ¡Soy yo quien debe agradecerte!!! Si asi no fueras, tal como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear tanta belleza.


(Gracias Manawee)

viernes, 19 de septiembre de 2008

Amar al amor o amarte a ti...


Amar el amor en sí mismo y no amar a nadie, como Narciso y su espejo, como adorar a un concepto sin vivirlo y pasar por la vida anhelando haberlo tenido, haberlo tocado, haberlo rozado siquiera…
En cambio, amar a otro ser, con el alma, creando ese amor a cada paso, sin pensar en cómo nombrarlo, simplemente dando, simplemente siendo…
Amor idealizado, aliado de la soledad.
Amor como acción, acción desde el corazón, es recibir sin esperar es complementarse con la humanidad.

Yo soy


Alegría,
volteretas y otra vez empezar.
Sensualidad compartida,
feminidad profunda.
¿Qué importa?
Nostalgia y complicidad.
Amistad sincera desde el centro,
llevar a alguien hasta hacerlo sentir bien.
Templo, cielo, volar, luz, aire.
El pecho se abre y se inunda.
Instinto, tierra, humedad, igualdad.
Unidad, todos somos uno.
Juventud, romper cadenas en nuestro interior y vivir!!!
Una pluma dulce que me sabe llevar.
Aprender a quererme ¿para qué tratarme mal?
Tiempo, para lo bueno, para lo malo, para amar y dejar que me amen, para llorar, para crecer, para aprender, para ver, para sentir, para abrir los brazos a lo grande y a lo pequeño, ver la grandeza en todo y ser lo que quiero ser verdaderamente y compartirlo.

martes, 16 de septiembre de 2008

¿Te espero?


¿Acaso hace falta que te diga que te espero?
No lo hago.
O mejor, lo hago sin hacerlo.
Porque sé que llegarás.
Cada vez es más grande mi certeza...
Soy lo femenino y, por eso soy lo receptivo.
Pero a la vez soy el mago, porque creo mi destino.

sábado, 13 de septiembre de 2008

Cerrando Círculos


Siempre es preciso saber cuándo se acaba una etapa de la vida. Si insistes en permanecer en ella más allá del tiempo necesario, pierdes la alegría y el sentido del resto. Cerrando círculos, o cerrando puertas o cerrando capítulos. Lo importante es poder cerrarlos y dejar ir momentos de la vida que se van terminando.
¿Terminó tu trabajo?
¿Se acabó tu relación?
¿Ya no vives más en esa casa?
¿Debes irte de viaje?...
Puedes pasarte mucho tiempo de tu presente "revolcándote" en los porqués, en repetir el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cual cosa.
El desgaste va a ser infinito, porque en la vida, tú, yo, tu amigo, tus hijos, tus hermanos, todos estamos encaminados hacia ir cerrando capítulos, ir dando vuelta a la hoja, a terminar con etapas, o con momentos de la vida y a seguir adelante.
No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos porqué. Lo que sucedió, sucedió, y hay que soltarlo, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas que ya no existen, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros.
¡Los hechos pasan y hay que dejarlos ir!
Por eso, a veces es tan importante destruir recuerdos, regalar presentes, cambiar de casa, romper papeles, tirar documentos, y vender o regalar libros.
Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas, y hay que aprender a perder y a ganar. Hay que dejar ir, hay que dar vuelta a la hoja, hay que vivir sólo lo que tenemos en el presente.
El pasado ya pasó. No esperes que te lo devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de quién eres tú. Suelta el resentimiento. El repetir "tu película personal" para darle y darle al asunto, lo único que consigues es dañarte mentalmente, envenenarte, y amargarte.
La vida está para adelante, nunca para atrás. Si andas por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. ¿Noviazgos o amistades que no dejas ir?, ¿Posibilidades de regresar? (¿a qué?), ¿Necesidad de aclaraciones?, ¿Palabras que no se dijeron?, ¿Silencios que lo invadieron?
Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo, si no, déjalos ir, cierra capítulos. Dite a ti mismo que no, que no vuelven. Pero no por orgullo ni soberbia, sino, porque tú ya no encajas allí en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en esa oficina, en ese oficio.
Tú ya no eres el mismo que fuiste hace dos días, hace tres meses, hace un año. Por lo tanto, no hay nada a qué volver. Cierra la puerta, da vuelta a la hoja, cierra el círculo. Ni tú serás el mismo, ni el entorno al que regresas será igual, porque en la vida nada se queda quieto, nada es estático. Por salud mental, por amor ti mismo, desprende lo que ya no está en tu vida.
Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo. Nada es vital para vivir porque cuando tú viniste a este mundo, llegaste solo.
Por lo tanto, es costumbre vivir contigo mismo, y es un trabajo personal aprender a vivir solo, sin la compañía humana o física que hoy te duele dejar ir.
Es un proceso de aprender a desprenderse y, humanamente se puede lograr, porque recuerda nada ni nadie nos es indispensable. Sólo es costumbre, apego, necesidad. Pero cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacúdete, suéltate.
Hay muchas palabras que significan salud mental y cualquiera que escojas te ayudará a seguir adelante con tranquilidad.
¡Esa es la vida!
¡Vívela!
(Paulo Coelho)

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Sin riego


Plantaste una semilla que no tardó en germinar. Se convirtió en una planta floreciente que, al principio, regabas diariamente con un deseo terrible de verla crecer y ella te regalaba sus primeras flores.
Cuando descubriste que sus frutas no eran tan perfectas dejaste de regarla con tanta regularidad, a pesar de que seguía regalándotelas sin condiciones y tú seguías saciándote con ellas cuantas veces querías.
Esta es la historia de una planta que quería vivir y estiraba sus raíces desesperadamente hacia el agua de tu boca. Pero tu boca estaba cada vez más seca y la planta iba perdiendo sus hojas, su color, su fuerza hasta que un día amaneció marchita.
No la mataste, simplemente dejaste de regarla, empeñado, sin embargo, en seguir recogiendo sus frutos.

domingo, 7 de septiembre de 2008

La loba

Amada Loba,
Bruja antigua de los bosques,
Vieja Sabia que habitas en mi interior
desde tiempos remotos,
enséñame a despertarte y seguirte.
Dame tu mano,
dame las alas
y enséñame de tu fortaleza.
A ti me entrego
para convertirme en la mujer que quiero ser
y que, sé, está dentro de mí.
Fe, fe, fe.
Luz, luz, luz.
Sol y Luna.
Madre Tierra.
Quiero alimentar mi alma con vosotras
y que bailemos la danza
de la vida y de la muerte
alrededor del fuego del renacimiento.

Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.