.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


miércoles, 30 de abril de 2008

Solamente, un hombre


Mi búsqueda no es sencilla: a mi paso he visto a muchos hombres pero aún continúo en mi pesquisa, porque lo que yo deseo es, solamente, un hombre.

Un hombre tan seguro de si que no tema mi plena realización como mujer y que jamás me considere su rival, sino que seamos eternos compañeros el uno para el otro, amigos del alma.

Un hombre que me proteja de los demás y de mi misma; que conozca mis errores, los acepte y me ayude a corregirlos.

Un hombre que sepa reconocer mis valores espirituales y que sobre ellos pueda construir un mundo.

Un hombre que con cada amanecer me ofrezca una ilusión. Que alimente nuestro amor con delicadeza; para quien una flor entregada con un beso, tenga más valor que una joya enviada con un mensajero.

Un hombre que jamás corte el puente de comunicación y ante quien me atreva a decirle todo lo que pienso, sin temor a que me juzgue o a que se ofenda.

Un hombre que tenga siempre los brazos extendidos para que yo me refugie en ellos cuando me sienta amenazada o insegura. Que conozca su fortaleza y mi debilidad, pero que jamás se aproveche de ellas.

Un hombre que tenga abiertos los ojos a la belleza, a quien lo mueva el entusiasmo y ame intensamente la vida. Para quien cada día sea un regalo inapreciable por disfrutar plenamente, aceptando el dolor y la alegría con igual serenidad.

Un hombre que sepa ser siempre mas fuerte que los obstáculos, que no se amilane ante la derrota y para quien aún los contratiempos sean estímulo y no adversidad.

Un hombre que se respete a si mismo, porque así sabrá respetar a los demás.

Un hombre que goce dando y sepa recibir. Que no tenga miedo de amar ni se envanezca porque es amado. Y que goce cada minuto de amor como si fuera el último.
Cuando lo encuentre amaré intensamente...

Anónimo


domingo, 27 de abril de 2008

Hendoku Iyaku (*)



¿Me pertenece, acaso, tu mirada,

tu silencio esquivo en mi presencia,

una última intención desesperada

que no entiende de todas las ausencias?


¿Seré tal vez dueña de una hora,

un instante perdido en tus recuerdos,

un sutil veneno que te ahoga

como el ansia que enloquece a los más cuerdos?


¿Anidaré, entonces, en la rabia

que te impide acercarte ante lo incierto,

con la conciencia torpe que te agravia

alejándote del que antes fue tu puerto?


Si un atisbo queda del que fuera

un amor para todos los momentos,

acalla tu porfía tan certera,

aparta tu egoísmo desmedido,

transforma tu veneno en medicina

y salva mi deseo adormecido.





(*) "Hendoku iyaku": cambiar veneno en medicina, transformar un sufrimiento o una experiencia negativa en algo positivo,en una oportunidad para nuestro crecimiento personal.

miércoles, 23 de abril de 2008

El miedo global

El hombre más peligroso es aquel que tiene miedo.
Ludwig Börne (1786-1837) Escritor alemán.

Los que trabajan tienen miedo de perder el trabajo.
Los que no trabajan tienen miedo de no encontrar nunca trabajo.
Quien no tiene miedo al hambre, tiene miedo a la comida.
Los automovilistas tienen miedo de caminar y los peatones tienen miedo de ser atropellados.
La democracia tiene miedo de recordar y el lenguaje tiene miedo de decir.
Los civiles tienen miedo a los militares, los militares tienen miedo a la falta de armas, las armas tienen miedo a la falta de guerras.
Es el tiempo del miedo.
Miedo de la mujer a la violencia del hombre y miedo del hombre a la mujer sin miedo.
Miedo a los ladrones, miedo a la policía.
Miedo a la sin cerradura, miedo al tiempo sin relojes, al niño sin televisión, miedo a la noche sin pastillas para dormir y miedo al día sin pastillas para despertar.
Miedo a la multitud, miedo a la soledad, miedo a lo que fue y a lo que puede ser, miedo de morir, miedo de vivir.

(Eduardo Galeano, periodista y escritor uruguayo)

lunes, 21 de abril de 2008

Apadrinando un blog


Ya sé que nadie me lo pidió y menos el interesado, pero hoy quiero hablar de un blog que descubrí hace muy poco y que, de hecho, acaba de nacer y aún no ha cumplido un mes.

DESAHOGANDOME llegó a mí por un mensaje que me dejó en uno de los post y así es como me animé a conocerlo.

¿Por qué elijo hablar de él y no de otro? Porque, en cierto modo, me intriga. Me gusta su modo de escribir, me gusta lo que dice y también lo que no dice. Porque, si bien, desnuda su alma, la desahoga, dice muchas otras cosas entre líneas que, aunque no las escriba, están ahí.

Tengo una amiga que dice que me gustan los desafíos y, a lo mejor, es por eso que me gusta ese blog, porque me hace buscar más allá de lo que simplemente escribe, porque no lo da todo hecho y eso me gusta, porque, además, es tan anónimo como su nombre y porque creo que tiene mucho que decir como para que nos animemos a escuchar esporádicamente sus lokuras... como él dice.

Espero que al interesado no le moleste este atrevimiento que es mi modo de entregarle un premio...

Desah... va por tí!


sábado, 19 de abril de 2008

Necesidad


Necesidad de mojar mi lengua con la tuya.
De absorber tu aliento enloquecido.
De sentir tu mano deslizarse entre mis muslos buscando una intimidad que es mía pero te pertenece, porque sabes hacer tuyo mi delirio.
De sumirnos en la clandestinidad de nuestros cuerpos.
De enrojecer nuestras pasiones hasta la desesperación.
Y, finalmente, dejarte atravesar mi urgencia para que sacies la tuya en una danza desbocada de embriaguez.

jueves, 17 de abril de 2008

El amor de Julia


Al contacto del amor todo el mundo se vuelve poeta.
Platón (427 AC-347 AC) Filósofo griego.

Leyendo los comentarios del post anterior me encontré con uno de Susana en el que me recoradaba a Victoria Ocampo, poetisa Argentina de la generación poética del `40 y, como los recuerdos se encadenan, enseguida vino a mi mente el dulce recuerdo de una de mis poetisas favoritas que perteneció a la misma generación de Victoria, Julia Prilutzky Farny.
Julia nació en Ucrania y se radicó en Argentina a muy temprana edad, adoptándola como su propia patria, como ha sabido demostrarlo a lo largo de su extensa obra poética. En su obra predomina —casi en exclusividad—, el tema del amor, plasmado por los más profundos sentimientos y en imágenes de sutil belleza y originalidad, desde su poemario inicial hasta el último de sus libros.
Yo la descubrí el día en el que cumplí los quince años, cuando mi hermano tuvo el genial atino de regalarme su "Antología del amor" escrita en 1975. Me enamoré de ella casi de inmediato y se convirtió en mi musa de la poesía para siempre. ¡Cuánto me hubiea encantado conocerla! Pero lo he hecho a través de sus palabras que ha dejado plasmadas en el paso por su vida.
Aquí os regalo dos de sus sonetos para que los disfrutéis y la conozcáis vosotros también.

Está bien. Seré dulce y obediente
O lo pareceré. Te da lo mismo:
Necesita, de pronto, tu egoísmo
Que yo me quede así, sumisamente.

Sin sufrir, sin dolor, sin aliciente,
Sin pasiones al borde del abismo,
Sin mucha fe ni un gran escepticismo,
Sin recordar la esclusa ni el torrente.

Necesitas las llamas sin el fuego,
Que el fuego del amor no sea un juego
Y que esté el rayo aquí, sin la tormenta.

Quieres que espere así, sin esperarte,
Que te adore también sin adorarte
Y estar clavado en mi, sin que te sienta.
(Julia Prilutzky Farny)

Soneto XXVI
Ni una palabra quedará, siquiera,
Amor que eras mi amor, que eras mi vida.
Ya no te digo adiós, ni hay despedida
Ni volveré a llorar por lo que fuera.

Dónde quedó el terror frente a la espera,
Dónde el pretexto fácil de la huida:
Estoy de pronto, como adormecida,
Brazos ausentes, párpados de cera.

Amor que eras mi amor, estas tan lejos
Que tu imagen se vela en los espejos
Y está la niebla donde había llamas.

Oigo que rondas pero no te veo,
Vuelvo a escuchar tu voz, pero no creo.
Ya no importa si estás ni si me llamas.
(Julia Priluyzky Farny)

miércoles, 16 de abril de 2008

La Paz con Paz se logra....

"No importa qué justificaciones se planteen, desde mi punto de vista, es absolutamente imposible algo como una guerra justa y correcta." (Daisaku Ikeda)


Más allá de las diferencias religiosas y étnicas existe algo llamado "Derechos humanos". La vida de cada ser humano, sin importar su raza y sus creencias, posee un valor infinito y, por sobre todas las cosas, es lo que cada uno de nosotros tiene el deber moral de defender. ¿Quién dijo que no podemos hacer nada desde el insignificante lugar que ocupamos? Nuestra voz está para ser escuchada y nuestras manos para hacer llegar el mensaje de paz que todos anhelamos. Cuantos más seamos, mejor. Siempre habrá alguien que nos escuche. No podemos cerrar nuestros ojos y dejar de escuchar el grito de los que sufren. Esta es nuestra herramienta, una herramienta capaz de dar la vuelta al mundo y despertar la conciencia dormida de muchas personas. Que cada uno aporte un grano de arena en el lugar que ocupa para crear un enorme lazo de paz y solidaridad que abrace al mundo...

"La guerra trata a los seres humanos como medios para un fin y sólo produce sufrimiento y calamidad a las personas comunes, a las familias y a las madres. Cada persona que ha muerto en una guerra era un ser irremplazable e invalorable, el padre, el hijo o el amigo de alguien. Por eso debemos siempre oponernos a la guerra. Todas las rivalidades y conflictos deben ser resueltos con sabiduría y diálogo sostenido y no mediante el poder.
Los desastres naturales como las inundaciones o los terremotos no pueden ser prevenidos mediante la razón o sabiduría humana. Pero los problemas que han sido causados por los seres humanos pueden ser resueltos por ellos mismos.
Las personas deben ser sabias y tomar acción en pro de la paz. Debemos unirnos más allá de las fronteras, unirnos en nuestro rechazo a la idea de la guerra misma. Cuando las personas de un país se comunican con aquellos de otros países, pueden crear una corriente hacia la paz. Es vital crear una red de personas que trascienda las fronteras nacionales para que un pequeño grupo de líderes corruptos no puedan romper ese tejido de amistad y solidaridad que nos conecta.
La paz nunca puede ser alcanzada con sólo esperarla. Es necesario que cada uno de nosotros, sin importar cuán débiles creamos que somos, construya en lo profundo de sus corazones un bastión para la paz que resista, y al final silencie, las incesantes llamadas de guerra.
La poetisa chilena Gabriela Mistral escribió lo siguiente: “Tengan coraje, mis amigos, el pacifismo no es un dulce como algunos piensan... Continúen hablando por la paz, contra viento y marea... El pacifismo no es algo fácil. Uno no debe aceptar la injusticia en silencio. Mis amigos, continúen levantando su voz hasta que el círculo de paz se extiende.”
La paz verdadera no se encuentra en las realidades de la vida. Debemos plantar las semillas de una paz fundamental en la vida diaria de los individuos, en nuestros corazones y en nuestra vida interior, y debemos proteger y alimentar esas semillas hasta que crezcan en la firme realidad de la paz para todos.
Por lo tanto, somos nosotros los que debemos construir un mundo sin guerras. Si desistimos de ello, como si fuera una meta imposible o si continuamos retándonos, sin importar las dificultades, es de lo que dependerá el futuro del siglo XXI." (Daisaku Ikeda)

Hoy me convierto en un grano de arena más en contra de la guerra, el odio y la destrucción y en favor de los derechos humanos y la paz... entra aquí y aporta tu voz


sábado, 12 de abril de 2008

"La noche que me quieras"

A mi padre...

Cunado yo tenía quince o diceiséis años, en mi país emitían un programa de radio que se llamaba "La noche que me quieras" en donde el locutor (Omar Cerasuolo) relataba poemas con un arte y una magia que te transportaban dentro del relato. Mi madre se ponía sus auriculares, con el walkman debajo de la almohada (el programa empezaba a las 12 de la noche) y se dormía arrullada por las palabras del poeta...
Una tarde, mis padres llegaron a casa con una cinta que la emisora había editado con varios de los poemas narrados en los programas. En esa cinta había uno, uno especial, que mi padre quería que yo escuchara.
Mi padre siempre fue un hombre arisco en demostrar y expresar sus sentimientos, así que usó la voz de Omar para transmitirme, con ese poema, todo lo que él quería decirme.
Me emocioné y me emociono cada vez que lo oigo. Recuerdo ese día especial que quedó grabado en mi corazón para siempre. Esos son los pequeños instantes que forman nuestra vida y le dan sentido, los instantes que vamos uniendo para tejer el hilo de la felicidad.
Ayer mi padre cumplió sesenta y nueve años y con este regalo es que quiero homenajearlo, volviendo a revivir aquel día de mi adolescencia en el que mi padre, quizá sin saberlo, o con toda su intención, me dejó una lección profunda que, diecinueve años después, aún sigo atesorando.
¡Gracias papá! ¡Por muchos años más juntos!

(Comparto con vosotros el poema, por eso os pido que pongáis pausa en la música del blog y le déis al play del vídeo, cerréis los ojos y os dejéis balancear por esa maravillosa voz y sus palabras.)



jueves, 10 de abril de 2008

El Café


El deseo nos fuerza a amar lo que nos hará sufrir.
Marcel Proust (1871-1922) Escritor francés.


El café: la excusa. La cita prohibida.
Dos tazas de café, simplemente, para separar tus ojos de los míos.
Para que nuestras manos no se toquen, por si acaso nos guste el roce de nuestra piel.
Para evitar un problema que, seguramente, ya sea problema.
Porque está. Porque en algún momento me invitaste a un café y yo acepté.
Y, aunque ese café no haya sido bebido aún, las ganas ya se nos metieron en la cabeza y en el cuerpo y con eso basta.
‘No desearás a la mujer de tu prójimo’
Pero del hombre no dice nada...

lunes, 7 de abril de 2008

Yo los sábados no salgo. Mucha gente.


Él dijo: "Yo lo sábados no salgo. Mucha gente."
Ella se quedó mirándolo y no le dijo la verdad.
Él habló de multitudes. De entradas que se agotan.
De taxis que no existen,
en medio de una ciudad que vibra en las esquinas.
El sábado a la noche hay mucha gente. Es cierto.
Y no hay término medio.
En casa de ella no hay nadie, y esto parece poco
si uno sueña con el fin de semana.

Él dijo: "Yo los sábados no salgo. Mucha gente."
Y omitió lo que seguía: "Me quedo con mi familia.
Con mis hijos. Todos juntos,
entre charlas y películas".
La conversación siguió como correspondía:
Él propuso salir el lunes. O el martes.
O el miércoles. ¿El jueves?
quizás un jueves: "Menos gente y día de estreno en los cines".
Ella tuvo sus dudas. ¿El lunes? Podría ser.
También el martes. ¿Por qué no disfrutar
los miércoles de su compañía?
O guardarse los jueves para el cine...

Él dijo: "Yo los sábados no salgo. Mucha gente."
Y ella contestó: "Lo lamento.
De lunes a jueves. Para mí. Hay demasiado poca."

Luisa Delfino "¿Estás ahí?"



domingo, 6 de abril de 2008

No temas...


Temo a un solo enemigo que se llama, yo mismo.
Giovanni Papini (1881-1956) Escritor italiano.

No temas
Hay tiempo
Y el amor no se escapa
Se nutre,
Está dentro de ti
Y afuera todo está bien.
Si percibo esta calma,
Si tu corazón está en paz
Entonces no habrá nada
Que te lastime esta vez.
Seamos permeables
Seamos un velero
Que se mece al ritmo del mar
Y se deja llevar por el viento
La orilla siempre estará allí
Y nada te impedirá echar amarras
Cada vez que lo necesites.
Nacimos y recibimos el primer gran regalo:
La vida.
Somos invitados de honor
Así que no temas que tu copa se vacíe
Siempre habrá algo para volverla a llenar.
Agradécele al dolor lo que te ha dado
Y no lo niegues,
No le escapes
Porque es tu gran maestro.
No desesperes,
Vive
Que la vida es agradecida
Y sabrá darte con creces
Aquello que estás esperando.
Desea,
Porque todo lo que desees será tuyo.
Y recuerda, nunca,
Nunca temas.

viernes, 4 de abril de 2008

...Con vida....



"La Creatividad libera nuestra propia humanidad. Es la emoción, el placer de expresar nuestra vida interior tal cual es" Daisaku Ikeda (Filósofo budista, activista por la paz y educador.)



Hace ya tres días que mi regalona Miau me otorgó un premio más (oye Miau, que van a creer que estamos compinchadas tu y yo.. jejeje) De verdad Miau, gracias por quererme tanto y que sepas que es mutuo... Ya me es inevitable pasar todos los días por tu blog, aunque no siempre te deje un saludito...

En fin... que estaba pensando qué es lo que hace que un blog tenga vida o no, o tenga más o menos vida que otros... (ya que Miau no me lo aclara en su acto de entrega)

Yo creo que lo que más vida le da a un blog no es sólo la asiduidad de sus entradas y de sus visitas, sino el contenido (imprescindible) que hace que muchos de quienes visitan el espacio de otro se sientan identificados en algún aspecto o, de alguna manera, tocados y por eso quieren volver, para seguir sorprendiéndose con ese reflejo. Eso es lo que le da vida a un blog, no lo que uno escribe sino el cómo el otro lo recibe. Los que dan vida a un blog son sus visitantes, en uno está el hacer que un amigo quiera volver a tu casa. Porque quienes tenemos un blog también somos visitantes y en ese ir i venir nos vamos perfeccionando y, a la vez generando una cierta exigencia en el otro, aprendemos juntos y eso es LA VIDA...

Citando a Daisaku Ikeda una vez más: "Pienso que todas las personas tienen un poder creativo ilimitado, y que si nosotros afirmamos ese poder y fortalecemos nuestros nexos como seres humanos, podemos definitivamente construir un mundo de paz. Liberar y desarrollar la capacidad humana de crear, es uno de los grandes retos que enfrentamos a la entrada del siglo XXI."

Por eso yo quiero dar vida a los siguientes espacios creativos...
Dinora: Mi luz
Noviembre
Te doy un 20
El jardín de Diana
En una isla...

¡VIVA LA CREATIVIDAD, VIVA LA VIDA!

martes, 1 de abril de 2008

La mano extendida

Un amigo es la mano que despeina tristezas.
Gustavo Gutierrez Merino (1928-?) Filósofo y teólogo peruano.

La mano extendida es un simbolo maravilloso, porque una mano abierta siempre es una invitación a dar y a recibir.... todo lo contrario a un puño cerrado.


Charo ha querido regalarme su mano extendida pero yo, esta vez, en lugar de repartir el premio entre mis amigos bloggeros he decidido que este regalo sería para todos esos amigos anónimos, que no están en internet pero forman parte de mi vida, comparten junto a mí el día a día y me hacen sentir que siempre recibo más de lo que doy, por eso este homenaje es para Diego, Lissette, Marta, Iratxe, mi tía (a la que ya hice famosa en un post), María Eugenia (que aunque vive en Estados Unidos está cerca de mi corazón), Ana (desde Italia), Joserra, Carolina, Daniela, Juan Ignacio, Ivan... sólo por nombrar a los más cercanos, personas de enorme corazón con quienes cuento incondicionalmente y que saben que cuentan conmigo... Hay muchos más que no nombro y los que han pasado por mi vida u han dejado su marca, aunque luego nuestros destinos nos alejaran. Todos ellos han aportado su semilla en mi para que yo sea la que soy ahora. ¡Gracias amigos! ¡Los quiero!!!!

Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.