.

Lo que abre el amor, que no lo cierre el miedo.


jueves, 28 de febrero de 2008

¿Violencia de género...


... o degeneración violenta?


Por todas las víctimas de semejante aberración.... porque antes y durante está el maltrato psicológico que es el miedo hecho carne... porque yo pude haber sido una más y tú también... por nuestras hijas y las hijas de nuestras hijas... ¡NO TE CALLES POR FAVOR!


Vete

Vete, vete ahora de mi vida,
borra tu recuerdo de mi mente
y convierte tu ataque en una huida,
haciendo que te sea indiferente.

Que la fuga sea pronta.
Que el olvido llegue presto.
Quiero quedar limpia de tu impronta
y volver a plantarme con lo puesto.

Deja ya de asesinar mis horas.
Déjate de interferir mis pasos.
Quiero que te marches sin demoras
y que empiece cuanto antes el ocaso

Quiero que seas vacío, ausencia, nada,
Un cuerpo inexistente en mis recuerdos,
para estar de ti deshabitada
y escuchar el rumor en que me pierdo.

Y cuando por fin decidas que te vas,
cuando nada de ti quede ya fuera,
volveré a repetirme que jamás
y saldré a vivir lo que me espera.


miércoles, 27 de febrero de 2008

15 años, muchas vidas...


Cada día se muere un poco, cada día hay algo dentro nuestro que se transforma y, al mismo tiempo, algo se transforma fuera o viceversa, porque lo que nos rodea va cambiando y nos cambia y porque, en la medida en que vamos cambiando, cambiamos lo que nos rodea.
A lo largo de mi vida fueron muchas las cosas que me han ido cambiando o moldeando para transformarme en esta que soy, algunas de ellas significativas, como la muerte de mi madre y el nacimiento de mi hija, otras que quizás pasan más desapercibidas pero no por ello suponen menos.
Hace exactamente un año un, aparentemente insignificante, acontecimiento cambió mi vida, un simple café, el primero de lo que se convertiría en un ritual diario, me unió a Lissette. No ocurre con muchas personas, pero cuando ocurre es inevitable, conoces a alguien y, no sabes por qué, ése alguien te toca el alma. Y así fue con ella, un lazo invisible nos unió como si se tratase de algo que viniera predestinado en el tiempo.
Nos hicimos amigas y, sinceramente aún me es difícil explicar con palabras cuanto nos une más allá de nuestras similitudes o diferencias, es un sentirse identificada la una en la otra aún manteniendo cada una su esencia. Lissette es 15 años mayor que yo, nuestras creencias son completamente diferentes pero poseemos los mismos valores, nuestras vidas no se parecen en nada, pero podemos saber lo que la otra siente o piensa sin necesidad de decírnoslo, ella nació en Guatemala, yo nací en Argentina pero ambas vivimos bajo el mismo cielo de Logroño que tuvo el dulce atino de unirnos.
Ayer, su marido me dejó este mensaje: “Si dejas huella en esta tierra, aunque ya no estés tus amigos seguirán hablando de ti aunque hayan pasado 40 años. En 1968 murió en Guatemala una bella mujer y este domingo escribieron de ella en el periódico. Lissette lloró tanto de emoción al escuchar la historia que no podía más que compartirla contigo. Ojalá te inspire esta historia para que la pongas en tu blog y veas que el mundo sigue siendo pequeño...”
Yo no puedo más que hacer eco de sus palabras y del artículo, porque nada es casualidad y porque la amistad, la verdadera, la del alma, no tiene banderas.
Aquí va…

A los quince años
En la adolescencia mi amiga más cercana fue Lissette. Formábamos parte, su familia y la mía, de aquella clase media guatemalteca, ahora dispersa y dislocada, que se relacionaba en razón del barrio en el que le tocaba vivir.Mi barrio estaba situado entre las iglesias de Belén y de las Beatas de Belén, vivíamos en el Callejón Aurora y poco habríamos tenido que ver con los habitantes de Gerona, pero una tarde, a la salida del cine un amigo mutuo me presentó a Lissette y congeniamos rápidamente.Ni ella ni yo teníamos hermanas; ambas echábamos de menos la cercanía de una amiga con la que hablar de las cosas que las adolescentes necesitan discutir y revisar para ir adquiriendo poco a poco algún conocimiento de la vida que no llegara en forma de admoniciones paternas o experiencias librescas.Los padres de Lissette eran una pareja bien avenida que recibía con los brazos abiertos a la pandilla de la que pasé a formar parte. Nos dejaban tranquilos apiñados en los muebles de la sala y no se quejaron jamás del bullicio normal de los adolescentes.Casi todas las tardes del año en que cumplí los quince salía de la redacción del diario en el que trabajaba, pasaba rápidamente a la casa para reportarme y avisar que me iba a casa de Lissette y enfilaba hacia Gerona. Mi amiga estudiaba un secretariado con las monjas del Belga y a veces cuando me abría la puerta de la casa, llevaba aún el consabido jumper de lanilla azul marino que, con leves variaciones, usaban las alumnas de todos los colegios guatemaltecos de la época.Los Bennett, pero solo los varones de la familia, formaban parte del grupo juvenil y a su debido tiempo Richard habló con don Roberto y doña Lily para pedirles permiso de ser novio de Lissette. Esa formalidad, desaparecida en estos días, nos permitía otro tipo de salidas porque ya existía un compromiso más serio.En el carro de los Bennett, un Lincoln de color bronce íbamos los domingos al centro deportivo universitario. Richard y Jorge se empeñaron en enseñarnos a jugar tenis y Lissette hizo todo lo posible por aprender pero los deportes no eran su fuerte, así que más tarde o más temprano parábamos ambas sentadas a la orilla de la piscina hablando de esas cosas que las jóvenes hablan. Son tan misteriosas las conversaciones de las adolescentes que cada mujer, al terminar esa etapa, suele olvidarlas del todo. Años más tarde he hablado con amigas sobre los contenidos de esas largas, serias y afanosas conversaciones y ninguna ha podido darme, a ciencia cierta, detalles de sus pláticas de tal época.Casi sin excepción las mujeres recuerdan haber estado interesadas en los muchachos y en el amor, pero son incapaces de recordar cuestiones precisas. Evaporada la adolescencia, las preguntas, las respuestas, los detalles, se desvanecen con ella. Solo permanecen en la memoria unos cuantos fragmentos deshilachados. El camino por el cual se llegó a la muy relativa madurez de la primera juventud ha desaparecido y no hay forma de desandarlo.Sé que mis pláticas con Lissette abrieron brechas que se transformaron en los caminos por los que más tarde anduve, pero por más que he tratado de hacer memoria solo logro encontrar el leve perfume de las pieles jóvenes, de los rostros inmaculados de los cachorros humanos.Como es natural, terminada aquella etapa se abrieron nuevos derroteros. Entré a la Facultad de Humanidades, Lissette se graduó y empezó a trabajar en una oficina. Continué jugando tenis por un tiempo y jamás dejé la natación, pero terminaron las visitas a la casa del barrio de Gerona. Dolores de crecimiento creo que les llaman.Una tarde, años más tarde, el Bicho me llamó por teléfono. Lissette estaba en el hospital. La habían rescatado de una avioneta caída en algún paraje entre México y Guatemala. La nave se había incendiado y Lissette sufría quemaduras terribles. La espera en el hospital era espantosa, pero sabíamos que nuestro dolor no era nada comparado con los sufrimientos de ella.Lissette se fue; le hicieron una transfusión de sangre que precipitó su muerte. El grupo la vivió como el final de la espantosa tormenta en la que perdimos el candor y que nos desperdigó irremisiblemente.
Guatemala, 17 de febrero de 2008.

Lissette se fue… pero su alma sigue intacta, no sólo en el recuerdo de sus amigos de juventud sino también en el corazón y el reflejo de su hija, la otra Lissette, mi amiga, la que supo absorber con maestría los valores de quien le dio lo más preciado, la vida.

¡Un mi vinito por mi Lissette!
¡Amigas como tú las quiero toda la vida!


Luz


"Nuestro miedo más profundo no es de que somos inadecuados,

nuestro miedo más profundo es que somos poderosos más allá de cualquier medida.

Es nuestra luz, no nuestras oscuridades,

lo que más nos da miedo.

No nos preguntamos,

¿quién soy yo para ser tan brillante,

maravilloso, fabuloso, talentoso?

Tú eres un hijo del Universo,

si te sientes pequeño no ayudas al mundo,

no hay iluminación si te encoges,

para que los otros no se sientan inseguros

cuando están cerca de ti.

Nacemos para manifestar la gloria del Universo

que está dentro nuestro.

No está apenas en uno de nosotros,

está en todos nosotros.

Y conforme dejamos nuestra propia luz brillar,

inconcientemente damos a otras personas

permiso para hacer lo mismo

y conforme nos liberamos de nuestro miedo,

nuestra presencia automáticamente libera a otros".


Nelson Mandela


domingo, 24 de febrero de 2008

Esto es efecto....


He puesto la causa con mi primer post el 5 de febrero y, como allí explicaba, en ese preciso instante comenzaba a manifestarse el efecto que hoy se ha hecho visible con el PREMIO "ESTE NO ES UN MAL BLOG" que me ha otorgado Selvas desde su blog Te doy un 20. Muchas gracias Selvas!!! Te lo daría a tí también, sin dudarlo... pero tú me lo has pasado.
Siguiendo las normas del premio éste "debe ser atribuido a los blogs que se consideren buenos blogs y que uno acostumbra visitar regularmente y dejar comentarios". Cuando se reciba el premio se debe escribir un post indicando quién fue la persona que te dio el premio y su respectivo link a ese blog (cumplido), etiquetar el premio (cumplido) y premiar a los 7 blogs que yo considere que lo merecen.
Pues bueno, se me presenta un pequeño inconveniente pero que creo será bien recibido por quienes les toca, y es que algunos de mis premiados ya lo han recibido. Las normas no dicen nada al respecto así que con esta entrega os otorgo mi humilde valoración y es un modo de decir cuánto aprecio lo que hacéis.
No os pongáis nerviosos, ya estoy quitando el lacre de los sobres para decir que los galardonados son:
- El Puerto de Marcos porque rescata la labor silenciosa de tantas personas que le hacen un bien al mundo.
- Out de todo porque nos convence de que todo se puede mejorar y lo hace con pasión.
- La cueva de Susana porque rescata historias de la historia cuyos personajes nos inspiran a más.
- Estoy de paso porque es el blue velvet de los blogs. Te envuelve y te acaricia...
- El Universo conspira porque nos demuestra como hacer realidad un sueño.
- Echando el ancla porque es espejo de muchas.
- Sin querer evitarlo porque su practicidad masculina nos abre los ojos un poquito más.
Gracias a todos por abrir su alma y compartirla!!!


sábado, 23 de febrero de 2008

Palabras de un hombre libre


Hace tiempo que quería compartir esto. Pertenece a un cantautor argentino que ha sabido resumir la gran enseñanza de las cosas simples de la vida...


Como los budistas, sé que la palabra no es el hecho, si digo "manzana" no es la maravilla innombrable que enamora el verano, si digo "árbol", apenas me acerco a lo que saben las aves; el caballo siempre fue y será lo que es sin saber que así lo nombro.
Sé que la palabra no es el hecho, pero sí se que un día mi padre bajó de la montaña y dijo unas palabras al oído de mi madre, y la incendió de tal manera que hasta aquí he llegado yo, continuando el poema que mi padre comenzó con algunas palabras.
Nacemos para encontrarnos (la vida es el arte del encuentro), encontrarnos para confirmar que la humanidad es una sola familia y que habitamos un país llamado Tierra. Somos hijos del amor, por lo tanto nacemos para la felicidad (fuera de la felicidad son todos pretextos), y debemos ser felices también por nuestros hijos, porque no hay nada mejor que recordar padres felices.
Hay tantas cosas para gozar y nuestro paso por la Tierra es tan corto, que sufrir es una pérdida de tiempo. Además, el universo siempre está dispuesto a complacernos, por eso estamos rodeados de buenas noticias. Cada mañana es una buena noticia. Cada niño que nace es una buena noticia, cada cantor es una buena noticia, porque cada cantor es un soldado menos, por eso hay que cuidarse del que no canta porque algo esconde.
Eso lo aprendí de mi madre que fue la primera buena noticia que conocí. Se llamaba Sara y nunca pudo ser inteligente porque cada vez que estaba por aprender algo llegaba la felicidad y la distraía, nunca usó agenda porque sólo hacía lo que amaba, y eso se lo recordaba el corazón. Se dedicó a vivir y no le quedaba tiempo para hacer otra cosa.
De mi madre también aprendí que nunca es tarde, que siempre se puede empezar de nuevo, ahora mismo, le puedes decir basta a la mujer (o al hombre) que ya no amas, al trabajo que odias, a las cosas que te encadenan a la tarjeta de crédito, a los noticieros que te envenenan desde la mañana, a los que quieren dirigir tu vida, ahora mismo le puedes decir "basta" al miedo que heredaste, porque la vida es aquí y ahora mismo.
Me he transformado en un hombre libre (como debe ser), es decir que mi vida se ha transformado en una fiesta que vivo, en todo el mundo, desde la austeridad del frío patagónico a la lujuria del Caribe, desde la lúcida locura de Manhattan al misterio que enriquece a la India, donde la Madre Teresa sabe que debemos dar hasta que duela.
Caminando comprobé que nos vamos encontrando con el otro, lenta, misteriosa, sensualmente, porque lo que teje esta red revolucionaria es la poesía. Ella nos lleva de la mano y debajo de la luna, hasta los últimos rincones del mundo, donde nos espera el compinche, uno más, el que continúa la línea que será un círculo que abarcará el planeta. Esta es la revolución fundamental, el revolucionarse instantáneamente para armonizar con la vida, que es cambio permanente, por eso nos vamos encontrando fatalmente para iluminar cada rincón.
Que nada te distraiga de ti mismo, debes estar atento porque todavía no gozaste la más grande alegría ni sufriste el más grande dolor. Vacía la copa cada noche para que Dios te la llene de agua nueva en el nuevo día.
Vive de instante en instante porque eso es la vida. Me costó 57 años llegar hasta aquí, ¿cómo no gozar y respetar este momento? Se gana y se pierde, se sube y se baja, se nace y se muere. Y si la historia es tan simple, ¿por qué te preocupas tanto?
No te sientas aparte y olvidado, todos somos la sal de la Tierra. En la tranquilidad hay salud, como plenitud dentro de uno. Perdónate, acéptate, reconócete y ámate, recuerda que tienes que vivir contigo mismo por la eternidad, borra el pasado para no repetirlo, para no abandonar como tu padre, para no desanimarte como tu madre, para no tratarte como te trataron ellos, pero no los culpes porque nadie puede enseñar lo que no sabe, perdónalos y te liberarás de esas cadenas.
Si estás atento al presente, el pasado no te distraerá, entonces serás siempre nuevo. Tienes el poder para ser libre en este mismo momento, el poder está siempre en el presente porque toda la vida está en cada instante, pero no digas "no puedo" ni en broma porque el inconsciente no tiene sentido de humor, lo tomará en serio y te lo recordará cada vez que lo intentes.
Si quieres recuperar la salud abandona la crítica, el resentimiento y la culpa, responsables de nuestras enfermedades.
Perdona a todos y perdónate, no hay liberación más grande que el perdón, no hay nada como vivir sin enemigos. Nada peor para la cabeza y por lo tanto para el cuerpo, que el miedo, la culpa, el resentimiento y la crítica que te hace juez (agotadora y vana tarea) y cómplice de lo que te disgusta.
Culpar a los demás es no aceptar la responsabilidad de nuestra vida, es distraerse de ella.
El bien y el mal viven dentro de ti, alimenta más al bien para que sea el vencedor cada vez que tengan que enfrentarse. Lo que llamamos problemas son lecciones, por eso nada de lo que nos sucede es en vano.
No te quejes, recuerda que naciste desnudo, entonces ese pantalón y esa camisa que llevas ya son ganancia.
Cuida el presente porque en él vivirás el resto de tu vida. Libérate de la ansiedad, piensa que lo que debe ser será, y sucederá naturalmente.

Facundo Cabral (Cantautor Argentino)

miércoles, 20 de febrero de 2008

Café con libros

Me gusta sentarme en los cafés las mañanas de sol sin sentir la apremiante sensación de tener que levantarme enseguida porque el lugar me está echando. Me agrada cuando los sitios saben acogerme, por lo que siempre trato de encontrar una mesa libre por donde se cuele algún rayo que me dé luz y calor. A menudo intento elegir los lugares que los abuelos escogen, porque se me antojan más tranquilos y me permiten la gratificante tarea de disfrutar de un libro, me inspiran a escribir y porque, además, me encuentran conmigo misma.
He descubierto que no soy la única que tiene la manía de apilar libros en su mesita. Leo de a varios, porque cada uno corresponde a un estado de ánimo y cada uno encierra una respuesta diferente de acuerdo al momento interior que esté viviendo.
En mi bolso siempre llevo un libro, un cuaderno y un bolígrafo para esas mañanas de café en las que me permito viajar hacia otros mundos y traerlos después hacia éste, hechos palabras.

lunes, 18 de febrero de 2008

Encuestas



"Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo".
Voltaire

He decidido que no haré más encuestas, a menos que se trate de una pregunta cerrada, es decir, por sí o por no. Abogo por la libertad de expresión y una pregunta, que solo te da tres o cuatro opciones elegidas por quien la hace, encasilla y no refleja la realidad. Como los tests con puntuaciones que al final te hacen sumar los numeritos y te dicen tú eres así o asá. Somos únicos con todas nuestras particularidades, matices, diferencias y similitudes, nos define lo que hacemos, decimos y pensamos. Cada uno aporta su experiencia de vida como carta de identidad y cada uno es una huella digital que donde se posa deja marca. Así que definitivamente elijo un diálogo abierto y prefiero seguir creciendo con los aportes que los demás hacen a mi vida cuando se sienten libres para SER. ¡Gracias por todo lo que me estáis dando!

sábado, 16 de febrero de 2008

¡El mundo está en nuestras manos!

ES PRECIOSO, ES POSIBLE!!!

NUNCA SE DEN POR VENCIDOS, LOS SUEÑOS SÍ SE HACEN REALIDAD!!!
video

La práctica de la Sabiduría


Gracias por darme esta oportunidad de transmitir lo poco que sé de lo que he aprendido. Espero que os pueda servir de estímulo.

Una vez, un profesor de la Universidad, me preguntó. ¿Qué crees tú que es ser inteligente? Y me dijo: “Ser inteligente es tener la facultad de aplicar todos tus conocimientos para ser feliz”.

Está claro que el conocimiento no nos da la sabiduría pero se apoya en él y, como decía Josei Toda: “El conocimiento sin sabiduría es poco útil”.
La sabiduría es esencial en la vida. Ya que el conocimiento puede usarse tanto para el bien como para el mal, la sabiduría es la que dirige al conocimiento hacia el bien, hacia la creación de valor.
Cuando la sabiduría está funcionando en nuestra vida, podemos hacer una amplia valoración de los hechos, percibir la esencia de un tema y tomar la vía más segura hacia la felicidad.

Todos poseemos esa sabiduría inherente que nos hace ser capaces de resolver cualquier dificultad, pero ¿cómo llegamos a ella? Buscando, pero buscando bien.
Buscando es que me encontré, entre otras, con ésta definición de sabiduría que, a mi parecer, define muy bien el tema: “Sabiduría deriva de saborear que significa saborear, gustar y gozar de la verdad. Para obtener la sabiduría es necesario desearla”.
Desear la verdad es tener la capacidad y el coraje de admitirla, de aceptar la realidad actual de nuestra vida.
Una persona que está viva en su interior se hace preguntas continuamente, es más, todos los grandes descubrimientos de la humanidad comenzaron con una pregunta ¿Cómo?

¿Qué quiso decir Sócrates cuando dijo: “Sólo sé que no se nada”? Porque en su famosa frase continúa diciendo “... pero procuro saber un poco más”.
Yo creo que nos estaba enseñando que para ser sabios primero hay que ser humildes.
Entonces el primer paso es reconocer que no lo sabemos todo, porque, a pesar de que todos poseemos una ilimitada sabiduría en nuestro interior, no podemos extraerla sólo con nuestra fuerza. Es más, muchas veces, por esa misma arrogancia obtenida a base de nuestra insignificante sabiduría acumulada, nos limitamos la posibilidad de desarrollarla y usarla en beneficio de nuestra vida.
Esa jactancia de apegarnos a la insuficiente experiencia o al conocimiento superficial nos ciega y no nos permite creer con humildad en que continuamente podemos aprender algo más.
Cuando no sé algo, ¿pregunto? ¿O me da vergüenza que los demás descubran mi ignorancia?
Quien se cree poseedor de la verdad absoluta no se permite aprender de sí mismo ni escucha a los demás y eso hace que los demás se alejen de su lado.
Nuestra escasa experiencia, seguramente, ya nos ha demostrado en más de una oportunidad que cuanto más nos molesta la actitud de otra persona es porque nos está mostrando algo de nosotros mismos que no queremos ver. O cuando nos dicen algo que nos enfada ¿Nos sentimos atacados? Precisamente esas son las oportunidades que más nos ayudan a aprender. “La verdad duele” es un tópico muy conocido. Pero lo que duele no es la verdad sino el no saber que hacer con ella, el no tener la suficiente fe en que podemos modificarla. Sólo tenemos que escuchar atentamente y no temer al dolor, porque ahora ya sabemos que podemos transformarlo.

Encontrarnos cara a cara con nuestra ignorancia no es en sí una situación que nos haga felices, lo que nos da la felicidad es saber que, a raíz de haberla descubierto, podemos comenzar esa gran transformación interior. “Descartar lo superficial y buscar lo profundo requiere valentía”. “Cuando comenzamos a extraer sabiduría de nuestra propia vida y a tomar acción basados en esa sabiduría, asumimos el control de nuestras vidas”.

Según Benjamín Franklin un loco es alguien que sigue haciendo lo mismo esperando resultados diferentes. En este sentido, creo que todos nos acercamos a esa locura alguna vez. Leon Tolstoi decía: “El propósito de la vida es la felicidad. Si no eres feliz, has cometido un error en el recorrido. Regresa, examina dónde está el error y corrígelo”. Y eso fue lo que tuve que hacer muchas veces, puesto que no estaba siendo feliz. Volví para atrás, me atreví a hacerme preguntas cuyas respuestas nunca hubiera querido admitir pero que eran reales y estaban ahí, dentro de mí y, a través de descubrir el error, gracias a la valentía de afrontar esas respuestas, de escuchar a los demás, de enfrentarme al espejo de quién tanto me enfadaba y de estudiar mucho (para obtener conocimiento al respecto y poder transformarlo en sabiduría para encontrar la mejor solución), es que pude corregirlo y así avanzar.

Creo que deberíamos preguntarnos, más seguido, a nosotros mismos ¿en qué clase de sabiduría estamos basando nuestras decisiones presentes y, con ellas nuestro futuro?
Debemos cuestionar la infelicidad, no aceptarla, buscar la solución dentro de uno mismo, ese es el principio de la iluminación. Con el coraje de hacernos las preguntas importantes para nuestra vida, encontrar la respuesta y triunfar, porque no existe nada imposible de lograr.

La expresión “ser maestro de su mente” significa que cuanto más desarrollamos nuestro espíritu altruista, más sabiduría emanará de nosotros y podremos dirigir mejor nuestros conocimientos hacia la felicidad nuestra y de los demás.

Si construimos a cada instante un presente lleno de significado, estaremos creando un futuro pleno de realización. Eso es la felicidad.


FRASES PARA PENSAR:

Sócrates: “Sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conocimiento”.
“¿No te parece vergonzoso cómo te preocupas por las riquezas, los honores y, en cambio, no te preocupas ni interesas por la inteligencia, por la verdad y por mejorar tu alma?”

Daisaku Ikeda: “La mayoría de las personas no se cuestionan si la esencia de sus creencias son buenas o malas y ahí mismo está la raíz de la infelicidad”.

Nichiren Daishonin: “Si queréis comprender las causas que existieron en el pasado, observad los resultados tal como se manifiestan en el presente. Y si queréis comprender qué resultados se manifestarán en el futuro, observad las causas que existen en el presente”.

Josei Toda: “Una gran Revolución en el carácter de una persona ayudará a cambiar el destino de una nación y efectuará un cambio en el destino de la humanidad”.

jueves, 14 de febrero de 2008

Mi San Valentín dedicado


Y sí, llegó el día, el de los enamorados... Esta mañana me levanté deseando encontrarme con un ramo de flores en mi puerta (en lugar de las habituales multas por aparcamiento) pero no había flores (ni multas...menos mal!). Claro que tampoco tengo Valentín que me las compre, así que como lo importante de este día es el amor, estoy esperando ansiosa la salida de mi hija del colegio, para celebrarlo juntas. ¡Sí señor! A ella le dedico hoy este día, se lo merece más que nadie, se lo ha ganado con su cariño incondicional y sus sonrisas diarias; porque es quien se preocupa si me ve triste y me dice "¡Hoy estás contenta mamá!" cuando sonrío, la única que me dice "¡Qué guapa estás mamá!" aunque lleve un chandal viejo, la que se quiere parecer a mi imitando mis palabras con su muñeco del alma: un bebé que, aunque esté todo roto y manchado no deja de ser su Rogelio!!! La que me pide, me demanda, me exije lo mejor de mi, pero a cambio me da todo, todo lo que ninguna otra persona sería capaz de darme en este momento, sus brazos abiertos corriendo hacia mi con sus cuatro años, deseando compartir conmigo sus juegos, sus logros, sus llantos, su sueño, su vida entera. Ella es lo que más amo en el mundo y todo para ella es este San Valentín, mi corazón, mi tiempo y mi vida... ¡Hija, te amo! Mamá.

martes, 12 de febrero de 2008

Todo está en la actitud: La historia de Jerry









Tal vez porque hoy a mí también me hace falta volver a leerla, os regalo esta historia. Espero que la disfruten!!!


Jerry es el tipo de persona que te encantaría odiar: siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba como le iba, él respondía: “Si pudiera estar mejor tendría un gemelo"
El era un gerente único porque tenía varias meseras que lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que tantas personas seguían a Jerry era por su actitud. Él era un motivador natural: Si un empleado tenia un mal día Jerry estaba allí para decirle al empleado como ver el lado positivo de la situación.
Ver este estilo realmente me causo curiosidad, así que un día fui a buscar a Jerry y la pregunte: "No lo entiendo, no es posible ser una persona positiva todo el tiempo, ¿Como lo haces? Jerry respondió: "Cada mañana me despierto y me digo a mi mismo: Jerry, tienes dos opciones hoy: puedes escoger estar de buen humor o puedes escoger estar de mal humor. Escojo estar de buen humor. Cada vez que sucede algo malo, puedes escoger entre ser una víctima o aprende de ello. Escojo aprender de ello. Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo de la vida. Escojo el lado positivo de la vida". "Si claro, ¡pero no es tan fácil! (proteste). “Sí lo es", dijo Jerry. "Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás cada situación es una elección. Tú eliges como reaccionas a cada situación. Tú eliges como la gente afectará tu estado de ánimo. Tú eliges estar de buen humor o mal humor. En resumen: "tu eliges como vivir la vida". Reflexione en lo que Jerry me dijo.
Poco tiempo después deje la industria de restaurantes para iniciar mi propio negocio. Perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en Jerry cuando tenia que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar a ella.
Varios años mas tarde, me entere que Jerry hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio de restaurantes; dejó la puerta de atrás abierta una mañana y fue asaltado por tres ladrones armados. Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano temblando por el nerviosismo, resbalo de la combinación. Los asaltantes sintieron pánico y la dispararon. Con mucha suerte, Jerry fue encontrado, relativamente pronto y llevado de emergencia a una clínica.
Después de 13 horas de cirugía y semana de terapia intensiva, Jerry fue dado de alta con fragmentos de bala en el cuerpo.
Me encontré con Jerry seis meses después del accidente, y cuando le pregunte como estaba me respondió: “Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo". Le pregunté que pasó por su mente el día del asalto y contesto: “Lo primero que me vino a la mente fue que debía haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso, recordé que tenía dos opciones: podía elegir vivir o podía elegir morir. Elegí vivir" “¿No sentiste miedo?". Le pregunte. Jerry continuó: "Los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de los médicos y enfermeras realmente me asuste. Podía leer en sus ojos: “Es hombre muerto". Supe entonces que debía tomar una acción. “¿Qué hiciste?", pregunte. Bueno, uno de los médicos me preguntó si era alérgico a algo y respirando profundo grite: ¡Si, a las balas! Mientras reían les dije: “Estoy escogiendo vivir, opérenme como si estuviera vivo, no muerto"
Jerry vivió por la maestría de los médicos, pero sobre todo por su asombrosa actitud. Aprendí que cada día tenernos la opción de vivir plenamente.

sábado, 9 de febrero de 2008

Si pudieras cambiar de persona ¿quién te gustaría ser?


En fin, si me hacían esta pregunta hace un año, seguramente, no hubiera dudado en responder que volvería a nacer mujer, pero no una cualquiera sino una de irresistible carisma, sabiduría y virtud capaz de dar y recibir amor y felicidad.
Me gusta observar a la gente. Empecé por mis padres, luego mis amigos, los compañeros de trabajo, las parejas que pasaron por mi lado y un largo etcétera de personas que se cruzan por mi vida a diario, sin hablar de aquellos que, obligatoriamente, se aparecen una y otra vez en la tele como si de verdad se tratase de una caja tan pequeña en la que no caben más personajes que siempre los mismos…
De algunos escojo un atributo que me gusta y que quisiera hacer mío, de otros nada, ni eso, porque de tanto observar aprendes que muchos esconden sus miedos, carencias y miserias detrás de una careta que los defiende de sí mismos y te muestran sólo lo que quieren que veas. Por suerte todavía hay muchas personas auténticas, sinceras, humanas y felices que luchan contra las máscaras que el resto quiere imponerles.
Es que por aprender, aprendí que la gente no es como viste, ni lo que tiene y, lamentablemente muchas veces, tampoco es lo que dice…
Cada uno es lo que elige ser desde que nace, como responsable de las decisiones que toma a cada instante y sin poder echarle la culpa a los demás. Cada uno es tan grande como sus sueños y tan fuerte como su lucha por conseguirlos. Sin máscaras, sin excusas.
¡Por eso hoy elijo volver a ser quien soy y en quien me convierto cada día y a ti te deseo lo mismo!

miércoles, 6 de febrero de 2008

No te mentí, sólo que no te lo dije... ¿¿¿???


A veces, el silencio es la peor mentira.
Miguel de Unamuno (1864-1936) Filósofo y escritor español.

La mentira tiene patas cortas… sí, sí, ya sé que es un frase hecha, pero es una verdad grande como una casa, no me lo vais a discutir.
Me preguntaba si mentir y ocultar sería lo mismo y las respuestas siempre desembocaban en lo mismo: el daño.
Creo que todos nos hemos sentido traicionados alguna vez por una mentira y eso duele, pero ¿qué pasa cuándo, en realidad, no te mienten pero te ocultan información?
Veamos las diferencias: Cuando mientes dices algo que nunca pasó, cuando ocultas simplemente no dices algo que sí pasó. Mentir es muy trabajoso, porque a la mentira hay que sostenerla y, generalmente, con más mentiras y, lo más importante: ¡tener buena memoria! En cambio ocultar da mucho más juego a la hora de lavarse las culpas y es mucho más fácil.
Sin embargo, tanto una como la otra le quitan a la víctima la posibilidad de tomar decisiones basándose en la realidad.
De “Mentiras Piadosas” hablaba Joaquín Sabina y, la verdad, es que de piadosas nada!!! ¡Vamos! ¿Qué puede haber de piedad en una mentira? Esos que dicen que, a veces, hay que mentir o no decir las cosas para no hacer daño, creo que piensan más en no hacerse daño a sí mismos que en proteger al otro, porque asumir la responsabilidad de una verdad y defenderla pareciera ser bastante más complicado en ciertos casos y, lo que es peor, te quita la posibilidad de salirte con la tuya; porque para eso mientes ¿no?
La cuestión es que, cuando la verdad se descubre, cosa que siempre sucede tarde o temprano, el que oculta te está quitando la posibilidad de decirle cuatro cosas a la cara, ya que siempre puede escudarse en su ignorancia o en su mala memoria, cuando no en una mentira deliberada: “¿Cómo, no te lo había dicho? Creía que sí”.
En cualquiera de los casos, ni mentir, ni ocultar información puede llevar a nadie a buen puerto, puesto que el que miente (por acción o por omisión) deja de ser merecedor de toda confianza para siempre. Sí, para siempre ¿o alguna vez has vuelto a creer en alguien que te mintió? Difícil ¿no?
La verdad muchas veces duele, pero sólo un rato, al final siempre terminas agradeciendo la sinceridad y lo mismo cuando es a ti a quien te toca contarla, al fin y al cabo la verdad, cuando es dicha, nos libera de una carga, en cambio la mentira nos hace soportar una pesada mochila quién sabe por cuánto tiempo.
El punto es ¿queremos saber siempre la verdad? O es que, muy en el fondo, la sabemos o la intuimos pero no nos interesa que el otro sepa que la sabemos para seguir viviendo en nuestro castillo de ilusión???? Pero ese es tema para otro debate…

martes, 5 de febrero de 2008

¿Bob@ o enamorad@?




Quien no conoce nada, no ama nada. Quien no puede hacer nada, no comprende nada.
Quien nada comprende, nada vale. Pero quien comprende también ama, observa, ve...
Cuanto mayor es el conocimiento inherente a una cosa, más grande es el amor...
Quien cree que todas las frutas maduran al mismo tiempo que las fresas nada sabe acerca de las uvas.
PARACELSO

¿Bob@ o enamorad@?
Me llevó bastante tiempo comprender que estar enamorada no es amar y que amar no es el estado de embobamiento al que me sometía frente a un puñado de palabras bonitas.
Mi madre siempre me decía que yo era una enamorada del amor y creo que no se confundía demasiado porque, precisamente, lo que más me gustaba era esa sensación de estar “embobada”.
Tengo un amigo que una vez se embobó por una, que a su vez estaba embobada por otro y, de tanto embobamiento, perdió al amor de su vida… cosas de esas pasan, por eso no hay que confundir un rato con el resto de tu vida y abrir bien los ojos y el corazón.
Pero ¿qué es estar enamorado?
Hay quienes se enamoran de imposibles, quienes tienen pánico de enamorarse porque creen que sólo dura un rato, quienes se enamoran todo el rato de todas y de ninguno, quienes confunden enamorarse con comodidad; en definitiva, tantas clases de enamoramientos como personas hay en el mundo.
Están hasta los que piensan que nunca se han enamorado.
Hay quienes dan todo cuando se enamoran y quienes no se enamoran para no tener que dar nada.
Pero también quienes van enamorando a unas y a otros por la vida para después huir despavoridos porque se asustan de lo que provocan y no saben qué hacer con ello.
Enamorarnos es un riesgo y un desafío que tenemos que estar dispuestos a correr si queremos sentirnos vivos. No se trata de encontrar a alguien para que nos acompañe en la vejez sino de un sentimiento más enérgico y más profundo que, más allá de los años que se tengan, nos hace siempre sentir más jóvenes.
La verdad es que de San Valentín lo que espero es, primero y sin lugar a dudas, la oportunidad de enamorarme de una persona que, al mismo tiempo, se enamore de mí y que cada 14 de febrero, de marzo, de abril, de mayo… haga realidad mi deseo de enamorarme una y otra vez del mismo y me dé la capacidad de enamorarlo una y otra vez.

El por qué de Causa y Efecto







En el preciso instante en el que tomamos una decisión y la llevamos a cabo, es decir la traducimos en acción en nuestra vida, ésa es nuestra causa y, a partir de ese preciso momento ya comienzan a manifestarse las respuestas del ambiente, ése es el efecto.
Del mismo modo en que sabemos que si tenemos un problema es porque también tenemos la solución, en el preciso instante en el que reconocemos ese problema estamos accediendo a la solución, porque estamos permitiendo que la respuesta se manifieste dentro nuestro para llevarla a la acción. Eso es la Flor de Loto que florece y da semilla al mismo tiempo. La simultaneidad entre causa y efecto.

Licencia de Creative Commons
Causa y Efecto Blog y su contenido by Gabriela Collado is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 España License.
Creado a partir de la obra en www.causavsefecto.blogspot.com.

Registro de propiedad

El material publicado y escrito para Causa y Efecto es de exclusiva propiedad de la autora, se prohibe su utilizacion, parcial o total, sin la expresa y previa autorización de la misma.
Las imágenes utilizadas en este blog han sido escogidas de internet. Si, en algún momento, su autor desea que se quiten que lo informe y se hará de inmediato.